Aquí hemos preferido recorrer un tipo muy especial de fantasmas, evocados desde las máscaras más agitadas e impenetrables de su tiempo. Quién mejor que la mujer del siglo XIX y comienzos del XX para narrarnos algunas historias escalofriantes sobre seres traslúcidos, invisibles, inaudibles, impalpables, vaporosos, cuyos deseos, perfectamente legítimos, chocan una y otra vez contra una imposibilidad insalvable.

Cuentos de: Charlotte Brontë, Elizabeth Gaskell, Amelia Edwards, Margaret Oliphant, Eliza Lynn Linton, Edith Nesbit, Charlotte Perkins Gilman, Madeline Yale Wynne, Louisa Baldwin, Elia Wilkinson Peattie, Gertrude Atherton, Virginia Woolf, Edith Wharton y May Sinclair.
251 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Ediciones Cal y arena
Publicación original
2014
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Kin Navarrocompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    💀Espeluznante
    🙈Ni fu ni fa

    En general es una antología que bien pudo ser más corta. La inclusión de Brontë y Woolf no podría estar más forzada, se incluyen textos cortos y poco relacionados con lo prometido en el título. Por otro lado, se presentan autoras muy interesantes del género, poco sonadas en español, con plumas que sugieren seguirles la pista. También resulta curiosa la repetición de los espacios como entidades fantasmagóricas.

    GisEllacompartió su opiniónhace 8 meses
    👍Me gustó
    🌴Perfecto para la playa

Citas

    GisEllacompartió una citahace 8 meses
    —Sí, hay uno, por supuesto, pero no sabrán que lo es.
    —¿No lo sabremos? —preguntó Boyne—. ¿Qué diablos define a un fantasma si no la evidencia de que claramente lo es?
    —No sé; ésa es la historia.
    —¿Que hay un fantasma pero nadie sabe que es un fantasma?
    —Bueno; en todo caso, hasta después.
    —¿Hasta después?
    —Hasta mucho, mucho tiempo después.
    GisEllacompartió una citahace 8 meses
    —Esto no es lo peor. Mientras nos queden fuerzas para huir, mientras podamos ocultarnos en nuestros recuerdos, no estaremos del todo muertos. Pero pronto habremos llegado al más lejano de los recuerdos, y más allá no habrá nada. En el último infierno ya no habrá huida, no encontraremos más caminos, más pasajes, ni más puertas abiertas. Ya no necesitaremos buscarnos. En la última muerte estaremos encerrados en esta sala, tras esa puerta con llave. Yaceremos aquí, para siempre.
    GisEllacompartió una citahace 8 meses
    —Mi amor por ellos fue inocente.
    —Tu amor por mí era parte de ese amor. Crees que el pasado afecta el porvenir, ¿no pensaste nunca que el porvenir afecta al pasado?

En las estanterías

    Ediciones Cal y arena
    Ediciones Cal y Arena
    • 69
    • 175
    Lucía
    Escritoras 💜
    • 266
    • 2
    Gabriela
    Cuentos
    • 37
    • 2
    Nydia
    TBR 2
    • 424
    • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)