Ana María Shua

Temporada de fantasmas

Relatos de una maestra de la literatura argentina.
Ana María Shua nació en Buenos Aires en 1951. Desde sus primeros poemas, reunidos en El sol y yo, ha publicado más de cuarenta libros. En 1980 ganó con su novela Soy Paciente el premio de la editorial Losada. Sus otras novelas son Los amores de Laurita, (llevada al cine), El libro de los recuerdos (Beca Guggenheim) y La muerte como efecto secundario (Premio Club de los XIII y Premio Municipal en novela). Cuatro de sus libros abordan el microrrelato, un género en el que ha obtenido el máximo reconocimiento en el ámbito iberoamericano: La sueñera, Casa de Geishas, Botánica del caos y Temporada de fantasmas, reunidos todos ellos en Cazadores de Letras (Páginas de Espuma, 2009).
38 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2016
Año de publicación
2016

Otras versiones

¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Alicia M. Marescompartió su opiniónhace 6 meses

    Estos microrrelatos son luminarias de inspiración que invitan la creación (intervención) externa. Son también muy disparejos, de modo que oscilan entre lo grotesco, lo espeluznante, lo tierno y el humor negro, aunque algo nunca cambia: el juego de manos. Magician's misdirection, si le quiero poner un nombre.
    Todo siempre tiene doble sentido, nada es lo que parece, y los pasajes más chispeantes distraen tu atención de donde está sucediendo el verdadero cuento. La autora, por lo mientras, ríe tras bambalinas.

    Mi único pero es lo dispares que resultan de los relatos, cuestión que crea un desorden caótico; lo que a su vez potencia la naturaleza efímera de este tipo de narrativa. Eso sí, acá hay un dominio tremendo del lenguaje.

    📣 "En su lecho de muerte, el padre le entrega un cofre. Adentro del cofre vive una serpiente.

    –Esta serpiente –dice el moribundo– es tu hermano, fruto de mis amores con una mujer demonio. Lo confío a tu cuidado.

    El hijo consagra su vida a la caza de ranas y ratones para alimentar a la serpiente, creyendo que su padre sufre en la Gehena el castigo de los lujuriosos o los magos, sin saber que se cuece, en realidad, en el círculo destinado a los bromistas."

    Zulemy NPcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco

    Perfecto cuando estás cansada de leer novelas. La mayoría de las minificciones son muy ingeniosas! <3

    Ruben Pinedacompartió su opiniónhace 2 años
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo
    😄Divertido

    Había tenido muchas ganas de leer a Ana María. No me depcionó y ahora quiero más 👀.

Citas

    Alicia M. Marescompartió una citahace 6 meses
    Yo lo utilizo para lanzar mensajes en clave que sólo los demás náufragos pueden comprender. La gente nos llama poetas.
    Alicia M. Marescompartió una citahace 6 meses
    De noche, sin anteojos, veo varias lunas. Esto sucede en particular cuando el satélite está en cuarto creciente o menguante. Cuando me pongo los anteojos, las lunas fantasma desaparecen de mi vista y supongo, con la típica soberbia de mi raza, que desaparecen también de la realidad, doy por supuesto, incluso, que nunca han existido. Después miro hacia el planeta Tierra, tan lejos allá arriba, siempre borroso, siempre en duda.
    Alicia M. Marescompartió una citahace 6 meses
    La Inquisición juzga a los gatos por brujería y los condena a la hoguera. Así, libres de predadores, las ratas se multiplican y propagan la peste. La mortandad vuelve a los inquisidores más prudentes frente a un enemigo demasiado poderoso. Así, libres de predadores, los gatos nos multiplicamos para seguir sirviendo al Señor de los Infiernos.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)