Alaíde Ventura Medina

Entre los rotos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Premio Mauricio Achar Literatura Random House 2019. Una joven encuentra la colección de fotos de su hermano menor. No entiende por qué Julián decidió conservar esas imágenes. No retratan momentos particularmente alegres, por el contrario, casi todas pueden verse como la antesala de una catástrofe doméstica. Pensándolo bien, eso fue su infancia en Veracruz: la antesala y las secuelas de una catástrofe continua, la construcción minuciosa de las ruinas que son ella, su hermano y su madre. Su padre, un hombre imprevisible y violento, los lastimaba a la más arbitraria provocación. Julián, sin embargo, siempre se llevó la peor parte, por lo que encierto momento, alzó una muralla de silencio para protegerse a sí mismo. Pero el silencio tiene la capacidad de contaminarlo todo con su propia forma de violencia.
Este libro no está disponible por el momento.
101 páginas impresas

Opiniones

    Beth Luriiacompartió su opiniónhace 15 días
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    💧Prepárate para llorar

    Porque todos estamos y poco rotos, en mayor o menor medida.

    Laura Martínez :)compartió su opiniónhace 2 meses
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    💧Prepárate para llorar

    Los rotos nos acompañamos. Una reconstrucción desde el dolor y los recuerdos.

    Griscompartió su opiniónhace 3 meses
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    💧Prepárate para llorar

    De las mejores novelas que he leído en dos días, o sea, la leí muy rápido y con mucho cariño. Me parece muy nostálgica esta historia y su forma de contarse. Uno no se espera nada, solo quiere saber toda la historia y ver las fotografías en su mente. El final es desgarrador. Como todo el libro. Está roto.

Citas

    Lucíacompartió una citahace 2 años
    La primera guerra a veces es la casa. La primera patria perdida, la familia.
    Judith Cortéscompartió una citael año pasado
    La decepción tampoco se puede calcular. Qué bueno. Pesa demasiado. Acaso lo único mesurable sean sus consecuencias. Lágrimas. Días sin salir de la cama.
    Judith Cortéscompartió una citael año pasado
    Hablar: enviar un mensaje. El silencio también es un mensaje. No hablar es hablar.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)