Martha Riva Palacio Obón

Ella trae la lluvia (Spanish Edition)

Calipso llegó a la isla en el peor momento. El calor avanzaba enloqueciendo a los pescadores y lo único que hacía falta era el pretexto para desatar un conflicto. Tras su primer encuentro con ella en la playa, Teo se ve lanzado todas las noches a otro mundo. Ahí, el amor, la guerra, los sueños y la muerte cobran un matiz diferente. Conforme va descifrando cuál es la historia de su nueva amiga, el chico de doce años se da cuenta de que en la superficie hay monstruos más peligrosos que los que habitan en las profundidades del océano. Esta es una historia sobre una voz perdida, una bruja de cabello azul que cree saberlo todo y cómo seguir nadando en medio de la sequía.
92 páginas impresas
Publicación original
2016

Opiniones

    Andrea Poulaincompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    🐼Adorable
    💧Prepárate para llorar

    Este libro me encanta. Fue el primero que leí de Martha y a la fecha sigue siendo de mis favoritos

    Diego Salvatore Cabreracompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🌴Perfecto para la playa

    <3

    Un libro infantil con mucho corazón.

    Sin duda Martha Riva Palacio Obón tiene un TALENTAZO para la narración, este libro es pequeño que se lee en tan solo una sentada pero eso no quitan el gran viaje que es. Con mucho corazón conocemos a los habitantes de esta Isla, y a Teo y Calipso.

    Una de las cosas que disfuto de este tipo de libros es que a pesar de ser libros dirigido para niños toca temas como el odio, el racismo y la violencia domestica.

    Mariana Buciocompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🌴Perfecto para la playa
    🐼Adorable

    Comencé a ser lectora en la juventud, así que me perdí de lecturas infantiles preciosas como esta.
    Disfrute mucho acompañar a Teo en esta aventura y conocer su vida en la isla.

Citas

    Judith Cortéscompartió una citael año pasado
    Decir “te quiero” no es tan fácil.
    Frida A. Chiucompartió una citahace 2 años
    Sirena, la Ballena, mi sombrero se cayó al mar… Calipso siguió durmiendo.

    —Mi ta stimabo —susurré acariciándole el cabello.

    —Awaseru —respondió ella entre sueños. Después de todo, no había estado tan equivocado. Calipso sí podía hablar a la medianoche.
    Ale Cedillocompartió una citahace 4 meses
    crecer entre tantos ejes viales, cables y concreto no evita que traiga a cuestas un océano.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)