Joan-Carles Mèlich

Lógica de la crueldad

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Joan-Carles Mèlich prosigue en esta obra la reflexión filosófica sobre la condición humana que ha desarrollado previamente en Filosofía de la finitud y Ética de la compasión, centrándose ahora en la moral. A diferencia de la ética, que es la respuesta que damos a la interpelación del otro en una situación imprevisible, la moral es una metafísica que rige nuestra vida cotidiana, nos dice quiénes somos, si lo que hacemos es normal, si lo que pensamos es perverso o si nuestra vida tiene valor. Se trata de un conjunto de categorías, marcos, normas y procedimientos basado en principios absolutos e indudables.

La lógica moral organiza nuestro modo de ser en el mundo y protege a los que quedan bajo su "ámbito de inmunidad", pero, al mismo tiempo, ignora y desprecia a los que no son considerados personas, a los que no poseen dignidad. A estos se los puede eliminar sin tener sentimiento de culpa. Por eso, en toda moral opera una lógica de la crueldad.

«Lo interesante de la propuesta de Mèlich es el haber ahondado en el carácter eminentemente indigente de la condición humana; no somos perfectos sino seres llenos de ausencias que solo colmamos con la presencia de los otros.» Cultura/s, La Vanguardia
Este libro no está disponible por el momento.
322 páginas impresas
Publicación original
2014

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    SamCoca Jccompartió una citael año pasado
    Significa que nunca se nos dan hechos, así, sin más, sino hechos-interpretados, hechos-valorados. Por lo tanto, los hechos del mundo son siempre hechos que son juzgados y situados en una escala axiológica, hechos que se contemplan, se crean, se construyen y se elaboran desde una perspectiva determinada.
    Kevin Carocompartió una citael mes pasado
    el mundo consta de hechos, no de cosas, de la misma manera que el lenguaje consta de proposiciones, no de palabras.
    Mauricio Rodríguezcompartió una citahace 3 meses
    Dan seguridad porque, por así decir, el sujeto es sujetado, porque todo sujeto necesita ser, poco o mucho, «sujetado» o «identificado» o «clasificado».

En las estanterías

    Herder
    Herder
    • 549
    • 189
    KarinPotter
    Libros Migala
    • 119
    • 148
    Jonathan Sandoval
    Filosofía
    • 37
    • 24
    Miguel Ángel Vidaurre
    Ensayos
    • 283
    • 14
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)