bookmate game
Juan Villoro

Palmeras de la brisa rápida

Palmeras de la brisa rápida es una de las crónicas más célebres de Juan Villoro y un clásico de la literatura de viajes latinoamericana. Con una búsqueda personal como motor y una encomienda editorial como chasis, este ágil relato concentra una innumerable cantidad de prodigios que sólo la «hermana república» de Yucatán ha sido capaz de engendrar gracias a su historia, geografía y gusto por el sincretismo: pirámides demasiado arduas, platillos de un barroquismo insuperable, ubicuos vendedores de souvenirs, dentaduras exportadas al extranjero, un singularísimo español: las infinitas maravillas de la cultura yucateca.
Con una avidez producto de la búsqueda de las propias raíces, Villoro —hijo y nieto de yucatecas— reúne en el interior del mítico Volkswagen en el que recorrió la península a una variopinta serie de personajes: el ajedrecista que desafió a Capablanca, trovadores que renuevan el eterno arte de morir de amor, el más cortés de los grupos de rock duro, una liga socialista de beisbol. A fin de cuentas, y como el propio autor lo define, este es un viaje a un estilo narrativo pero, sobre todo, a un destino emocional.
"Si Villoro fue desde joven proclive a la meditación epigramática y el vuelo metafórico, en sus últimos relatos el lenguaje está trabajado hasta volverse consistente con la misteriosa psique de sus criaturas, que se salvan —se transforman— casi por casualidad y tal vez sin merecerlo, como si a punta de purgar un pecado hubieran acumulado los méritos necesarios para dejar de ser culpables, para poder ser, otra vez, lo que son y dejar de traer al diablo." Álvaro Enrigue
162 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2020
Año de publicación
2020
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Alicia M. Marescompartió su opiniónhace 2 años
    🌴Perfecto para la playa

    De verdad que Villoro tiene un don para la sensorialidad: el calor sofocante, el traqueteto del motor de la lancha, la humedad de la brisa, la textura de las empanadas, el cántico de las gotas en los cenotes, el barullo de los cafés, la musicalidad del habla yucateca, el ascenso por las pirámides y el vuelo del pájaro toj.
    Consigue inyectarte la nostalgia que él percibe al vagar por la tierra de su madre y visitar la vieja casa de su familia: el lugar donde una mata de mango tatemada hacía décadas sigue siendo noticia.
    Mete también muy buenas reflexiones -tanto políticas, sociológicas y hasta mágicas- a sus peripecias; narradas con una elocuencia que a veces hasta marea. Disfruté sobremanera todas sus descripciones paisajistas.

    Her Santiagocompartió su opiniónhace 2 años

    Un cronista de los mejores, Villoro, he leído casi todas sus crónicas y me he insertado gracias a él en la cultura mexicana

    Mario Yañezcompartió su opiniónhace 3 años
    🔮Profundo

    Lleno de datos curiosos y datos históricos. Disfrute mucho leyendo este libro.

Citas

    Edith Vazquezcompartió una citahace 3 años
    ¿Cómo no va a ser separatista un lugar donde hasta las galletas Marías se llaman Alicias?
    Jéssica Pérez-Casarrubiascompartió una citael mes pasado
    suerte de los enamorados sigue dependiendo de las canciones de Ricardo Palmerín, Pepe Domínguez y Álvaro Carrillo.
    Jéssica Pérez-Casarrubiascompartió una citael mes pasado
    Yucatán reconoce tres cristalizaciones del espíritu: el yucateco, el huach y el yucahuach (los oriundos, los fuereños y esos seres anfibios que nacieron en la península pero en algún momento mal

En las estanterías

    Almadía
    Almadía
    • 92
    • 402
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)