Libros
Flor Canosa

Pulpa

¿Qué significado cabe encontrar hoy en las distopías, cuando las pesadillas del siglo XX parecen haberse materializado entre nosotros? Es poco lo que dicen chapucerías tecnófobas y humanistas como Black Mirror, y por suerte no es ese el camino que eligió Flor Canosa en Pulpa, su primera novela de ciencia ficción. Flor prefirió escarbar en el corazón oscuro del género y sacar a la luz los horrores del cuerpo y el estado, o, mejor, el terror del estado que ha colonizado los cuerpos y su dolor, sus secreciones, sus emociones. Todo sin miedos, sin resabios, sin atavismos de un sujeto ya perimido, porque Pulpa es una novela viva, vibrante y jugosa, atravesada por nervios, vísceras y temblores, por orgasmos: porno o postporno duro, en la mejor tradición de J.G.Ballard y David Cronenberg. Electrodos y squirt, los suburbios en ruinas de la red y una mesa de autopsias. Quienes ya leyeron Lolas y Bolas encontrarán un nuevo registro para su autora, pero Pulpa comparte con las novelas que la precedieron el vértigo de una narración overdrive y una capacidad asombrosa para delinear mundos –interiores, exteriores— con pocas palabras. Y el mundo que despliegan estas páginas nos interpela: inaugura la gran autopsia del presente y traza sus cartografías terminales, habla de lo que nos espera a la vuelta de la esquina con un logradísimo equilibrio entre extrañeza y familiaridad. El libro llega a su fin, pasamos la última página, creemos cerrarlo pero de pronto entendemos que ese mundo de horrores está en realidad allí afuera, cada vez más claro, cada vez más cerca.
84 páginas impresas
Publicación original
2019
Editorial
Obloshka

Opiniones

    Mario Yañezcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó

    Somehow interesting and disturbing

    Marcia Ramoscompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó

Citas

    Mario Yañezcompartió una citael año pasado
    «El bien y el mal sólo existen si hay libertad para la desobediencia»
    Erich Fromm,
    «El arte de amar», 1956
    Mario Yañezcompartió una citael año pasado
    Cualquier cosa que ames te mata, simplemente a veces se hace necesario elegir el verdugo con fe de fanático.
    Marcia Ramoscompartió una citael año pasado
    Pacientes con la pulpa afuera, corazones bombeando con la mirada vuelta al techo, bisturíes que cortaron arterias que pintan las paredes durante el apagón. La anestesia por goteo eléctrico va perdiendo efecto y el dolor llega y no pregunta a quién doler. El dolor duele y eso es todo. Y los gemidos se transforman en gritos cuando el paciente es consciente de que está a merced del dolor prohibido

En las estanterías

    Obloshka
    Obloshka
    • 11
    • 5
    mokonablak
    😯😮🧐
    • 40
    • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)