Libros
Federico Navarrete

Malintzin, o la conquista como traducción

Quinientos años después de su breve vida, recordamos a Malintzin como la figura femenina más influyente de nuestra historia. En la imaginación popular, entre los pueblos indígenas y de muchas comunidades campesinas y urbanas, Malinche es una reina legendaria, casi una diosa, que recibió a los españoles y facilitó la conquista, en especial la llegada de la religión católica, con la que se identifica. De lo que no cabe duda es de que la identidad de Malinche, ese ensamblaje poderoso y sorprendente entre el conquistador y la conquistadora, el capitán y la traductora, el español y la indígena, ha estado siempre en disputa. Las mujeres, en todo caso, fueron participantes, intermediarias, conductoras de los intercambios que permitieron humanizar a los recién llegados desde el punto de vista mesoamericano, y así incorporarlos a las redes y alianzas de los pueblos indígenas. Sin ellas, medio millar de españoles hambrientos y extraviados hubieran sido incapaces de asentarse en estas tierras e imponer su poder sobre los naturales, o creer que lo habían hecho.
80 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2021
Año de publicación
2021
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    Adrianuxcompartió una citahace 10 meses
    En la actualidad, los intérpretes profesionales que trabajan en negociaciones diplomáticas logran con fidelidad verter de un idioma a otro los conceptos políticos y legales porque la mayoría de los Esta­dos-nación del mundo están organizados de acuerdo con principios parecidos. La traducción se facilita al haber elementos culturales compartidos, y el traductor puede estar seguro de que los conceptos en ambos idiomas son equivalentes, o cuando menos comparables.

    Malintzin no tenía tales ventajas
    Adrianuxcompartió una citahace 10 meses
    Cortés no podía estar seguro de la manera en que su traductora vertía sus palabras al náhuatl, ni tampoco podía conocer de manera directa las respuestas de sus interlocutores mesoamericanos. Los gobernantes indígenas, a su vez, sólo conocían la versión de Malintzin de las palabras de Cortés y no podían estar seguros de la manera en que ella traducía las suyas. La única que participaba en todos los pasos y entendía ambos idiomas era Malintzin. Por esta razón, la que controlaba la cadena de comunicación era ella, más allá de la voluntad de Cortés y de sus contrapartes indígenas
    Adrianuxcompartió una citahace 10 meses
    Hernán Cortés y sus hombres sólo pudieron lograr la victoria porque convencieron a los indígenas conquistadores de unirse a ellos, porque negociaron con sus aliados para obtener el sustento y protección que necesitaban, porque utilizaron la diplomacia tanto como la fuerza. Y en todas estas conversaciones participó Malintzin como la voz del capitán español, como el puente para comunicar dos mundos

En las estanterías

    UNAM
    UNAM
    • 253
    • 342
    i. 🌤️
    maybe?
    • 226
    • 2
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)