Michel Onfray

Thoreau, el salvaje

«En Francia —en París, a decir verdad—, Michel Onfray tiene algo menos de filósofo de la École normale supérieure que de panelista de TV, a la vez polémico, despreciado y necesario. Para el parnaso o star system de la filosofía francesa, Michel Onfray es demasiado simple, demasiado ejemplar, demasiado político. Tal vez Thoreau no fuera tan distinto para el Estados Unidos de mediados del siglo XIX. Ese Estados Unidos menos poblado y ya democrático, pero que incubaba grandes ansias imperiales y que era lógico que ensayara con sus propios esclavos. Del encuentro simbólico entre estos dos hombres, surge Thoreau, el salvaje. ¿Cuánto hay de Thoreau en Onfray, cuánto de Onfray en Thoreau? ¿Cuánto de nuestra época se sigue reflejando en la pesadilla del sueño americano, qué queda de la utopía del Oeste en nuestras manos inútiles que descargan apps en segundos? En la noche de la filosofía contemporánea, Onfray invoca el nombre de Thoreau, toma un cuchillo y graba en la corteza de los árboles un libro elemental, imprescindible. ¿Una biografía breve? Un manual de supervivencia para un mundo estúpido. Edgardo Scott

Acerca de Michel Onfray:
Michel Onfray nació el 1 de enero de 1959 en Argentan, Francia, en el seno de una modesta familia normanda. Cuando tenía diez años, fue abandonado en un orfanato salesiano. Trabajó en una fábrica de quesos y fue empleado ferroviario. Se doctoró en filosofía con 27 años con la tesis Les implications éthiques et politiques des pensées négatives de Schopenhauer à Spengler [Las implicaciones éticas y políticas del pensamiento negativo, de Schopenhauer a Spengler]. De 1983 a 2002, enseñó filosofía en un instituto de formación profesional de la ciudad de Caen. En 2002, junto con otros profesores de filosofía, crea la Universidad Popular de Caen, donde da seminarios anuales, gratuitos y libres, en los que cruza hedonismo, anarquismo y estética. Reconocido ateo y socialista libertario, Onfray tuvo gran repercusión con su Tratado de ateología, publicado en 2005 por Ediciones de la flor. Thoreau, el salvaje es su primer libro publicado en Ediciones Godot.»
71 páginas impresas

Libros relacionados

Opiniones

    Benjamín Sánchezcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho

    Es un texto en el cual Onfray nos explica quien es Thoreau, nos lo describe como un pensador que llevó acabo una vida filosófica.

    Y es de entender que sienta cierta fascinación porque ambos son libertarios y la familia de Thoreau es originaria de la misma región que él.

    Diego Ospinacompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho

    Maravilloso libro, de fácil lectura y bastante fluido. Onfray retrata en breves palabras las principales ideas que guiaron la vida Thoreau, así como su posición ante los dilemas de su tiempo.

Citas

    Adalberto Cortezcompartió una citael mes pasado
    El más grande de los grandes hombres es a menudo aquel que, para los otros, no lo parece, que no hace ruido y atraviesa su existencia detrás de huellas ontológicas. Sus combates son contra él mismo, sus victorias también. ¿Sus campos de batalla? También él mismo. ¿Sus emboscadas o sus asaltos, sus riesgos y sus ataques? También y siempre él mismo.
    b1783357107compartió una citahace 7 meses
    Cómo podría una época llena de hombres pequeños leer y comprender una reflexión sobre los grandes hombres
    Camila Tisinovichcompartió una citahace 9 meses
    Thoreau advierte que a veces un pequeño croquis que un pintor esboza por placer dice más que la obra más elaborada que pueda producir. Lo mismo sucede con el autor del diario que, cuando consiga una idea que le viene espontáneamente al espíritu, dice más y mejor, con más fuerza y más justamente, que en una idea elaborada. Una máquina que retranscribiera fielmente estas ideas inmediatas sería de una gran utilidad. El diario es un poco esta máquina...
    La práctica del diario le permite afinar la expresión de sus sentimientos, de sus sensaciones, de sus ideas. Aquellos que se quejan de no poder poner palabras a lo que sienten, ganarían mucho escribiendo un diario. Volver sobre el tiempo transcurrido, consignar los pensamientos, anotar las ganancias existenciales cotidianas, conocer, por lo tanto, las pérdidas existenciales cotidianas, “ajustar cuentas con el espíritu”, he aquí lo que permitiría aumentar las experiencias del día a día, y así conocer(se) mejor. Escribir una página permite así pasar a la siguiente y escribir lo que sigue.

En las estanterías

    Ediciones Godot
    Ediciones Godot
    • 29
    • 53
    Miguel Ángel Vidaurre
    Ensayos
    • 278
    • 13
    Antonio Marts
    Libros de Avecita
    • 47
    • 3
    Armando El Guateque
    Filosofía
    • 19
    • 1
    Daniel Vaca Pereira Roca
    Ensayos
    • 32
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)