Carlos Velázquez

Aprende a amar el plástico

En sus crónicas, Carlos Velázquez no concede, no utiliza los lugares comunes y el exceso de adjetivos en la crítica musical. Puede hacer pedazos a bandas o personajes icónicos sin piedad, pero siempre con argumentos. Y cuando se trata de sublimar sus experiencias musicales, ya sea pop, rock o música norteña es capaz de conmover al más descorazonado lector.
143 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Ediciones Cal y arena
Publicación original
2019

Opiniones

    Roberto Garzacompartió su opiniónhace 5 meses
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo
    😄Divertido

    Verguisima

    franciscolopez48794compartió su opiniónhace 3 meses
    👍Me gustó
    😄Divertido
    🐼Adorable

    camaronlcompartió su opiniónhace 7 meses
    👍Me gustó
    😄Divertido

Citas

    Roberto Garzacompartió una citahace 6 meses
    No es el mejor estado para entrar al téibol, de acuerdo, pero la necedad es como el deporte. Siempre hay que exigirle más al cuerpo. Llevarlo a sus límites
    Eliana Sotomayorcompartió una citael año pasado
    No es el mejor estado para entrar al téibol, de acuerdo, pero la necedad es como el deporte. Siempre hay que exigirle más al cuerpo. Llevarlo a sus límites
    ottodixx31compartió una citael año pasado
    El que nace para godín no pasa de Insurgentes. Pinche karma. La onda comenzó con el principal enemigo de las relaciones en Ciudad Godínez: el puto tráfico. Es como el mal aliento. Ya curaron con trasplante de células madre el vih, van a descubrir la cura contra el cáncer, pero jamás van a encontrar un remedio para el apeste de hocico ni van a idear una solución para la congestión vial de la Ciudad de México. Pensar que vas a llegar a tiempo a algún lado en Ciudad Godínez es como creer en el amor.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)