Libros
Alí Chumacero

Poesía

Antes que viento, que luz, que sombra y que montaña antes, muy antes— ya existían estos poemas en algún lugar, tal vez flotando bajo el aire. Sólo un poeta de la disciplina, oído y claridad de Alí Chumacero podía extraerlos del éter y presentarlos, reunidos, para enseñar al que lee a nacer en el fondo de la noche, a vivir de oírse el cuerpo y a entregarse al tiempo.
74 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2010
Año de publicación
2010
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Mauricio Coronelcompartió su opiniónhace 2 años

    Poesía de sensaciones, desvarios y uno que otro reclamo. Sin duda un libro (reunión de toda su poética) al que hay que regresar en una relectura reposada. Nada cuenta y todo está en un flujo permanente aunque, paradójicame, hablen palabras en reposo. ¿Ante qué estamos? La razón, me parece, siempre va a la zaga de la emociones, sólo el idioma les coloca un cincho para, entre otros ángulos, vertir el mundo bíblico a su manera. Rasco palabras al español cuando en realidad debo reposar y volver al encuentro de un corpus que es un universo abierto. Imposible aterrizar en la dicotomía de un "me gustó" o "no me gustó". Si alguna gramática lo define, el movimiento lo transforma en hoguera. Cala, asombra y aturde, sin duda hay que regresar una y otra vez.

    alejandro carmonacompartió su opiniónhace 2 meses
    👍Me gustó

Citas

    Melanie Garcíacompartió una citahace 2 meses
    Antes que el viento fuera mar volcado,
    que la noche se unciera su vestido de luto
    y que estrellas y luna fincaran sobre el cielo
    la albura de sus cuerpos.
    Antes que luz, que sombra y que montaña
    miraran levantarse las almas de sus cúspides;
    primero que algo fuera flotando bajo el aire;
    tiempo antes que el principio.
    Cuando aún no nacía la esperanza
    ni vagaban los ángeles en su firme blancura;
    cuando el agua no estaba ni en la ciencia de Dios;
    antes, antes, muy antes.
    Cuando aún no había flores en las sendas
    porque las sendas no eran ni las flores estaban;
    cuando azul no era el cielo ni rojas las hormigas,
    ya éramos tú y yo.
    Alma Guadalupe Marín Magañacompartió una citahace 3 meses
    Cuando aún no nacía la esperanza
    ni vagaban los ángeles en su firme blancura;
    cuando el agua no estaba ni en la ciencia de Dios;
    antes, antes, muy antes.

    Cuando aún no había flores en las sendas
    porque las sendas no eran ni las flores estaban;
    cuando azul no era el cielo ni rojas las hormigas,
    ya éramos tú y yo.
    Alma Guadalupe Marín Magañacompartió una citahace 3 meses
    Poema de amorosa raíz

    Antes que el viento fuera mar volcado,
    que la noche se unciera su vestido de luto
    y que estrellas y luna fincaran sobre el cielo
    la albura de sus cuerpos.

    Antes que luz, que sombra y que montaña
    miraran levantarse las almas de sus cúspides;
    primero que algo fuera flotando bajo el aire;
    tiempo antes que el principio.

En las estanterías

    Fondo de Cultura Económica
    Fondo de Cultura Económica
    • 1.9K
    • 461
    Mauricio Coronel
    Poesía
    • 67
    • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)