Libros
Guia Risari

El viaje de Lea

Lea tiene 12 años y ha perdido a quienes más amaba. Ahora la abruman las preguntas sobre la vida y la muerte. Entonces decide dejarle una nota a su abuelo, con quien vive, anunciándole que emprenderá un viaje por el mundo en busca de respuestas. Se va con Porfirio, un gato rojo que habla, y una caja de colores para dibujar.
Acompaña a Lea en su viaje. Las personas que conocerá y las situaciones que enfrentará le darán un nuevo sentido a su camino.
165 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2018
Año de publicación
2018
Editorial
Ediciones SM
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Brencompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    😄Divertido
    🐼Adorable

    Ameno, grandes enseñanzas y reflexiones, ideal para leer con tus hijos y afianzar valores.
    Recomendado para niño@s de ocho a once años de edad.
    Un texto con una gran, bella y entretenida historia

Citas

  • Irving Florescompartió una citahace 3 años
    LEA retomó el camino con cierta nostalgia. Hubiera querido quedarse más tiempo con Mizel. Porfirio era también de esa opinión y se lamentó un poco por ese alejamiento inoportuno.

    —Justo ahora que me estaba acostumbrando...

    —¿Después de solo un día?

    —El tiempo no es un hecho de medidas, ¿sabes? —le respondió resentido.

    Lea le daba la razón. Habían pasado casi tres años desde la muerte de sus padres, pero para ella no había transcurrido ni un segundo. Por las mañanas, esperaba todavía escuchar el silbido de su padre y la lucha de su madre con el despertador. Por las tardes, esperaba que la puerta de su cuarto se abriera y aparecieran las caras de sus padres. “¿Duermes ya?”, preguntaban siempre y ella respondía sin falta: “No, los esperaba”. Después se contaban qué había sucedido en el día y hacían proyectos para el día siguiente.
  • mazahizaskumt98compartió una citahace 4 meses
    caballo por un precipicio, el animal se acercaba, luego detenía la carrera. Los animales obedecían —como era normal— a la prudencia de la naturaleza. Los coches no
  • Brencompartió una citael año pasado
    finitud de las cosas les da un sentido.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)