bookmate game
Libros
Tununa Mercado

En estado de memoria

A causa de la dictadura militar en Argentina, Tununa Mercado vivió en México durante casi trece años, de 1974 a 1987. El testimonio que da de su experiencia en el exilio atraviesa las fronteras de lo autobiográfico y lo ficcional, de los géneros y de las formas convencionales, para mostrar «la manera en que la política se incrusta en nuestras casas, en nuestros armarios, en nuestros cuerpos», como afirma Nora de la Cruz en su introducción. En En estado de memoria Tununa Mercado hace del exilio una experiencia íntima, de emociones complejas y devastadoras, donde la voz resiste al olvido para no dejarse vencer, el cuerpo lucha por tener un lugar en el mundo y la mirada repara en las cosas mínimas para permanecer asida a la realidad. Su lectura en el presente ilumina los rincones más oscuros del desarraigo, de la pobreza y la violencia que movilizan a millones y que se han convertido en nuevas formas de opresión.
164 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2019
Año de publicación
2019
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Violeta Vaal Rodríguezcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo

    Este libro me hizo reforzar la idea de que el exilio se presenta mucho antes de abandonar un país. El exilio puede comenzar cuando entras a un salón de clases y tu nombre no aparece en la lista. Alguien ha olvidado poner tu nombre en ella y con eso el desarraigo se instala en tu vida, comienzas a vivir en el exilio.

  • Ana Saenzcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco

  • Fernandocompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

Citas

  • Amy Hernándezcompartió una citahace 2 años
    Con ingenuidad, a muchos exiliados en México se les dio por pensar que seguían siendo, pese a todo, los mejores del mundo y entonces no supieron mezclarse o fundirse en la población –vecinos, colegas, o lo que fuere– y persistieron en mantener rasgos muy nacionales, gesticulaciones muy propias que solían provocar vergüenza ajena en aquellos que por miedo o timidez habían optado por hacerse lo menos evidentes posible.
  • Amy Hernándezcompartió una citahace 2 años
    A gente así, que sufre con tanta convicción –se dijo después de que Cindal se colgó de su cuerda– hay que dejarla, no se puede hacer nada; y cuando gente así busca su propia muerte y la halla, se suele pensar que encontró la paz, que suavemente se deslizó a otra cosa y que a fin de cuentas ha cesado de sufrir.
  • Rocío Toledocompartió una citahace 3 años
    Limbos de los que hay que hacer patria.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)