John Green

Bajo la misma estrella

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Hazel acaba de cumplir 16 años. Y tiene cáncer. A pesar de que un tratamiento ha conseguido reducir su tumor de forma casi milagrosa, es una enferma terminal. Los médicos no pueden decirle cuánto tiempo le queda; solo sabe que debe vivir pegada a un tanque de oxígeno y  sometida a continuos tratamientos. Desde hace unas semanas, Hazel forma parte de un grupo de apoyo donde otros chicos como ella comparten sus experiencias. En realidad, ella acude más por obligación que por voluntad; ¿qué sentido tiene hablar con otras personas de lo que nadie puede cambiar? Pero su vida da un verdadero vuelco cuando conoce a Gus Waters… Os preguntaréis: ¿quién es Gus? ¿Y cómo puede cambiar una sola persona la historia de otra?
Este libro no está disponible por el momento.
242 páginas impresas

Opiniones

    Liss Ramoscompartió su opiniónhace 5 años
    💞Romántico

    " Todos deberían tener un amor que dure por lo mínimo toda la vida"

    Cindy Ibarra Benitezcompartió su opiniónhace 5 años
    🎯Justo en el blanco

    Es el mejor libro que he leído..

    Jennyfer Bolañoscompartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    🚀Adictivo
    🐼Adorable

    Amo este libro, uno de mis favoritos

Citas

    Elizabeth Martzcompartió una citahace 5 años
    Estaba claro que estaba ligando. Y la verdad es que me volvía loca. Ni siquiera sabía que los chicos podían volverme loca, quiero decir en la vida real.
    Araceli Ramirezcompartió una citahace 5 años
    Me reí, y él sacudió la cabeza sin dejar de mirarme.
    —¿Qué pasa? —le pregunté.
    —Nada —me contestó.
    —¿Por qué me miras así?
    Augustus esbozó una media sonrisa.
    —Porque eres guapa. Me gusta mirar a las personas guapas, y hace un tiempo decidí no privarme de los sencillos placeres de la vida.
    Bere Nicecompartió una citahace 9 meses
    Nos besamos. Solté el carrito del oxígeno y le pasé la mano por la nuca, y él me alzó por la cintura hasta dejarme de puntillas. Cuando sus labios entreabiertos rozaron los míos, empecé a sentir que me faltaba la respiración, pero de una manera nueva y fascinante. El mundo que nos rodeaba se esfumó, y por un extraño momento me gustó realmente mi cuerpo. De pronto, aquel cuerpo destrozado por el cáncer que llevaba años arrastrando parecía merecer la batalla, los tubos en el pecho, las cánulas y la incesante traición de los tumores.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)