Una lengua muy muy larga, Lola Pons Rodríguez
Lola Pons Rodríguez

Una lengua muy muy larga

Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
¿De dónde diablos salió la ñ? ¿Hablaba Lope de Vega japonés? ¿'Yerno' viene de 'infierno'? ¿Qué tienen en común el maestro Yoda y el Marqués de Santillana? ¿Sabías que en la Edad Media se abreviaba mucho + q hoy?

Una lengua muy muy larga contiene más de cien historias para leer de un tirón o poco a poco, en orden o en desorden, que constituyen la forma más divertida de acercarse al pasado y presente del español, una lengua tan larga en el tiempo como ancha en el espacio que hoy hablan más de 500 millones de personas en el mundo.
Conocer el pasado de la lengua española es la mejor manera de entender sus posibilidades y su uso en el presente. Lola Pons, historiadora de la lengua en la Universidad de Sevilla, ofrece divulgación científica de calidad en este libro, ampliación del ya clásico Una lengua muy larga.

«Una combinación brillante de erudición y frescura. A través de cien amenos episodios, Lola Pons pone la historia de la lengua al alcance de cualquier lector».
Francisco Rico, de la Real Academia Española
«Enhorabuena. Lola Pons ha escrito un libro tan lúcido como divertido».
Carlos Guerrero, RNE «Arpa llega con un nuevo título que está cosechando gran éxito en las librerías y que debería ser de obligada lectura. [Lola Pons] consigue que nos enganchemos a su libro con un estilo llano, ameno y muy divertido. No pude soltarlo hasta que lo terminé. […] Os aseguro que os provocará sonrisas, muecas de satisfacción y, sobre todo, mucha sorpresa».
Víctor González, Libros y Literatura
«Lola Pons Rodríguez ha sabido hacer accesible lo difícil; sencillo, lo complejo; cercano y ameno lo científico».
Livia Cristina García Aguiar, Universidad de Granada
244 páginas impresas
Publicación original
2019
Editorial
Arpa

Opiniones

👍
👎
💧
🐼
💤
💩
💀
🙈
🔮
💡
🎯
💞
🌴
🚀
😄

¿Qué te pareció el libro?

Inicia sesión o regístrate

Citas

unimarioaldair
unimarioaldaircompartió una citael mes pasado
Un momento relevante, ya entre el XV y el XVI, es la propagación de la idea de que el castellano es una lengua que se puede explicar mediante reglas gramaticales (por eso es tan importante la obra de Nebrija, autor de la primera gramática sobre el castellano) y que se puede enseñar a extranjeros, coincidiendo con la expansión europea de Castilla en época del emperador Carlos V. Desde la Edad Media a los inicios de la Edad Moderna el castellano irá reemplazando al latín gradualmente; tal vez el lector recuerda, porque lo haya visto o se lo hayan contado, que en los primeros años 60 la misa en España se daba aún en latín.
khoandytervaz
khoandytervazcompartió una citael mes pasado
El reloj es el intento humano por medir algo que se cuantifica emocionalmente sin este instrumento:
Abraham Esli
Abraham Eslicompartió una citael mes pasado
Ese castellano que nace del latín fue en un principio solo una forma de hablar, en absoluto de escribir. Se seguía escribiendo latín, tratando de hacerlo de la forma más correcta que cada cual sabía. Gradualmente esa forma de hablar fue ganando su espacio en la escritura y en situaciones reservadas hasta entonces al latín. Eso es un proceso muy largo, larguísimo, tanto que algunos lectores han sido testigos de una de las fases finales de él. Me explico: desde la Edad Media vamos a ver, en diferentes etapas, cómo el castellano empieza a escribirse, pero de forma involuntaria, asomándose en los textos de aquellas personas que dominan mal el latín escrito y cometen errores reveladores de una pronunciación castellana. Cuando un escriba distraído escribe no terra sino tierra está redactando castellano, muy a su pesar.

En las estanterías

Paulina Chavira, Bookmate
Bookmate
Paulina Chavira
  • 5
  • 69
Arpa, Arpa
Arpa
Arpa
  • 39
  • 17
Libros por leer, Carlos Vasquez
Carlos Vasquez
Libros por leer
  • 949
  • 9
Extra , Angie MG
Angie MG
Extra
  • 43
Quiero leer , Mariela Rafaela
Mariela Rafaela
Quiero leer
  • 25
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)