Fiódor Dostoievski

Noches Blancas

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
San Petersburgo, su luz, sus casas y sus avenidas son el escenario de esta apasionada novela.

En una de esas “noches blancas” que se dan en la ciudad rusa durante la época del solsticio de verano, un joven solitario e introvertido narra cómo conoce de forma accidental a una muchacha a la orilla del canal. Tras el primer encuentro, la pareja de desconocidos se citará las tres noches siguientes, noches en las que ella, de nombre Nástenka, relatará su triste historia y en las que harán acto de presencia, de forma sutil y envolvente, las grandes pasiones que mueven al ser humano: el amor, la ilusión, la esperanza, el desamor, el desengaño.
Este libro no está disponible por el momento.
93 páginas impresas
Publicación original
2015

Otras versiones

Opiniones

    Luciano Semei Pérezcompartió su opiniónhace 2 años
    💞Romántico
    🚀Adictivo

    Excelente relato corto que nos cuenta el enamoramiento de un solitario.

    José Mondragóncompartió su opiniónel año pasado
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo
    💧Prepárate para llorar

    Santiago Romerocompartió su opiniónel año pasado
    💞Romántico
    🐼Adorable
    💧Prepárate para llorar

Citas

    Gabrielacompartió una citael mes pasado
    Sí, cuando somos desgraciados, sentimos más la desdicha de los otros; el sentimiento no se divide, sino que se concentra.
    Gabrielacompartió una citael mes pasado
    Pasaron dos semanas, el inquilino envía a Fiokla a decirnos que tiene muchos libros en francés y que son todos buenos, que se pueden leer, ¿no querría mi abuela que yo se los leyera y así no aburrirnos? Mi abuela accedió agradecida, aunque preguntaba si eran libros morales o no, porque si eran libros inmorales, entonces tú, Nástenka, me decía, no puedes leerlos de ninguna manera o aprenderás cosas malas.

    »—¿Y qué es lo que voy a aprender, abuela? ¿Qué se escribe?

    »—¡Ay! Pues describen cómo los jóvenes seducen a muchachas de buenas costumbres y cómo ellos, so pretexto de querer casarse con ellas, se las llevan de la casa paterna, y cómo después abandonan a su suerte a esas infelices muchachas y estas se pierden de la forma más lamentable. Yo he leído muchos libros de esos —decía mi abuela—, y todo está descrito de una forma tan bonita que por la noche te quedas leyendo a escondidas. Así que tú, Nástenka, no los leas. ¿Qué libros nos ha enviado?

    »—Son todo novelas de Walter Scott, abuela.

    »—¡Novelas de Walter Scott! Vaya, ¿y no habrá aquí algún lío amoroso? Mira a ver, no haya metido alguna notita de amor.

    »—No, abuela, no hay ninguna nota.

    »—Pero mira debajo de la encuadernación, a veces las ponen ahí, ¡golfos!

    »—Que no, abuela, que no hay nada debajo de la encuadernación.

    »—Está bien…
    Gabrielacompartió una citael mes pasado
    Un soñador —por si necesita una definición minuciosa— no es una persona, ¿sabe?, sino una criatura de género neutro. Habita mayormente en algún rincón inaccesible, como si se ocultara hasta de la luz del día y, cuando se encierra en sí mismo, se adhiere a su rincón como un caracol, o cuando menos se parece mucho en su relación a ese curioso animal que es animal y casa al mismo tiempo y que se llama tortuga.

En las estanterías

    Nørdicalibros
    Nørdica
    • 248
    • 355
    Rocío García
    Pendientes
    • 407
    Rocío Sáez
    Clásicos pendientes
    • 320
    Pamdora Baltazar
    Puzzle
    • 15
    Sof Rosales
    Clásicos
    • 12
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)