Martha Craven Nussbaum

Las mujeres y el desarrollo humano

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
En la mayor parte del mundo, las mujeres carecen de lo más elemental para el desarrollo de una vida humana. Reciben una alimentación inferior a los hombres, tienen una salud más precaria que ellos y son también más vulnerables a la violencia física y al abuso sexual. En muchos países, las mujeres no pueden tampoco participar en la vida política ni tienen los mismos derechos y libertades que los hombres. Estos y otros obstáculos y privaciones impiden que puedan desarrollar sus capacidades humanas -cognitivas, emocionales, imaginativas— en la misma medida que los hombres.

Las mujeres y el desarrollo humano combina la filosofía clásica y contemporánea, la economía y el derecho, con la experiencia personal de la autora en la India. Nussbaum ofrece un enfoque radicalmente nuevo sobre cómo debe comprenderse la “calidad de vida” y sobre cuál ha de ser el umbral mínimo que los gobiernos deben asegurar a sus ciudadanos y ciudadanas para que puedan desarrollar sus capacidades como seres humanos. La autora se propone ofrecer un esquema de acción de valor universal, aplicable dondequiera que se de una situación de desigualdad y de injusticia.
Este libro no está disponible por el momento.
610 páginas impresas
Publicación original
2012

Opiniones

    Marcie Mata Dcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco

    Angie Mcompartió su opiniónhace 2 años
    💡He aprendido mucho

Citas

    greciacompartió una citael año pasado
    El capítulo 2 fue presentado en la Conferencia en recuerdo de Jean Hampton en la Universidad de Arizona, en Tucson, en noviembre de 1997, y está dedicado a su memoria.
    greciacompartió una citael año pasado
    Rabindranath Tagore,
    «Letter from a Wife» (1914)
    Marcie Mata Dcompartió una citahace 2 años
    a familia, por tanto, puede significar amor, pero puede significar también desatención, abuso y degradación. Además, la familia reproduce lo que contiene. Del mismo modo como es a menudo una escuela de virtud, también (y, frecuentemente, al mismo tiempo) es una escuela de desigualdad sexual, actitudes de crianza que no solamente generan nuevas familias a imagen de las anteriores, sino que influyen también en el más amplio mundo social y político. (Esta influencia va claramente en ambas direcciones, ya que la familia y las emociones que contiene están marcadas por leyes y por instituciones que tienen que ver con temas como la violación marital, la custodia de los niños, los derechos de los niños y las oportunidades económicas de las mujeres.) No es plausible que la gente vaya a tratar a las mujeres como fines en sí mismas y como iguales en la vida social y política si en la familia han sido criados para ver a las mujeres como objetos para uso de los hombres. Como lo observara hace largo tiempo John Stuart Mill, cuando los hombres han sido educados para pensar que ser hombres los hace superiores a la otra mitad de la raza humana, esto los marca en la totalidad de su comportamiento social, tanto frente a las mujeres como frente a otros conciudadanos. Cuando un muchacho se considera superior a su madre, cuando, más adelante, tiene «un sublime y sultaniano sentimiento de superioridad» frente a su mujer, no podemos esperar que esto deje de afectar su comportamiento fuera de la familia. «Es un parangón exacto del sentimiento del rey hereditario que se juzga superior a los demás por haber nacido rey, o del noble que se cree superior por haber nacido noble».378 Y, probablemente, esto no sea tan bueno para la democracia.

En las estanterías

    Alejandra Arévalo
    Iniciarse en el feminismo
    • 80
    • 638
    Herder
    Herder
    • 568
    • 206
    Miguel Ángel Vidaurre
    Ensayos
    • 285
    • 14
    Jonathan Sandoval
    Política y constitucionalismo
    • 88
    • 11
    Beth Denouement
    Morras
    • 117
    • 6
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)