Chuang-tzu, Octavio Paz
Octavio Paz

Chuang-tzu

Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
«En 1957», escribe Octavio Paz, «hice algunas traducciones de breves textos de clásicos chinos. El formidable obstáculo de la lengua no me detuvo y, sin respeto por la filología, traduje del inglés y del francés. Me pareció que esos textos debían traducirse al español no sólo por su belleza –construcciones a un tiempo geométricas y aéreas, fantasías templadas siempre por una sonrisa irónica— sino también porque cada uno de ellos destila, por decirlo así, sabiduría. Me movió un impulso muy natural: compartir el placer que había experimentado al leerlos… Creo que Chuang-Tzu», como los otros poetas que recoge esta breve antología, «no sólo es un filósofo notable sino un gran poeta. Es el maestro de la paradoja y del humor, puentes colgantes entre el concepto y la iluminación sin palabras».
35 páginas impresas
Publicación original
2017
Editorial
Siruela

Opiniones

Pepe Luis Perez
Pepe Luis Perezcompartió su opiniónhace 3 meses
👍Me gustó

Conexión con la naturaleza.

Porfirio Hernández
Porfirio Hernándezcompartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó

Es un libro extraordinario: conjuga la sabiduría de Oriente y la interpretación occidental de Paz en nuestra lengua.

Miguel Torhton
Miguel Torhtoncompartió su opiniónhace 2 años
👍Me gustó

Extraordinario

Citas

Michelle Espinosa
Michelle Espinosacompartió una citael año pasado
El hombre natural es dúctil y blando como el agua; como ella, es transparente. Se le puede ver el fondo y en ese fondo todos pueden verse. El sabio es el rostro de todos los hombres
Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citahace 10 días
Tener ideas rígidas y una conducta rigurosa; vivir lejos del mundo y de manera distinta al común de los hombres; pronunciar virtuosos discursos, sarcásticos y llenos de reproches; no tener más designio que ser superior: tal es el deseo del ermitaño escondido en su cueva, la ambición del hombre que condena siempre a los otros y, en fin, de todos aquellos que tiritan en verano y se abanican en invierno
Pepe Luis Perez
Pepe Luis Perezcompartió una citahace 3 meses
Cuando los virtuosos –es decir: los filósofos, los que creen que saben lo que es bueno y lo que es malo– toman el poder, instauran la tiranía más insoportable: la de los justos. El reino de los filósofos, nos dice Chuang-Tzu, se transforma fatalmente en despotismo y terror. En nombre de la virtud se castiga; esos castigos son cada vez más crueles y abarcan a mayor número de personas, porque la naturaleza humana –rebelde a todo sistema– no puede nunca conformarse a la rigidez geométrica de los conceptos. Frente a esta sociedad de justos y criminales, de leyes y castigos, Chuang-Tzu postula una comunidad de ermitaños y de gente sencilla. La sociedad ideal de Chuang-Tzu es una sociedad de sabios rústicos.

En las estanterías

Los más leídos, Bookmate
Bookmate
Los más leídos
  • 53
  • 439
Siruela, Ediciones Siruela
Ediciones Siruela
Siruela
  • 717
  • 336
Lecturas rápidas, Bookmate
Bookmate
Lecturas rápidas
  • 52
  • 232
Literatura premiada, Bookmate
Bookmate
Literatura premiada
  • 107
  • 65
Ganadores del Nobel, Cultura Colectiva
Cultura Colectiva
Ganadores del Nobel
  • 7
  • 39
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)