Chuang-tzu, Octavio Paz
Octavio Paz

Chuang-tzu

35 páginas impresas
  • 👍3
  • 🚀1
  • 🔮1
«En 1957», escribe Octavio Paz, «hice algunas traducciones de breves textos de clásicos chinos. El formidable obstáculo de la lengua no me detuvo y, sin respeto por la filología, traduje del inglés y del francés. Me pareció que esos textos debían traducirse al español no sólo por su belleza –construcciones a un tiempo geométricas y aéreas, fantasías templadas siempre por una sonrisa irónica— sino también porque cada uno de ellos destila, por decirlo así, sabiduría. Me movió un impulso muy natural: compartir el placer que había experimentado al leerlos… Creo que Chuang-Tzu», como los otros poetas que recoge esta breve antología, «no sólo es un filósofo notable sino un gran poeta. Es el maestro de la paradoja y del humor, puentes colgantes entre el concepto y la iluminación sin palabras».
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
  • 👍Me gustó3
  • 🚀Adictivo1
  • 🔮Profundo1
Inicia sesión o regístrate
Porfirio Hernández
Porfirio Hernándezcompartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó

Es un libro extraordinario: conjuga la sabiduría de Oriente y la interpretación occidental de Paz en nuestra lengua.

Miguel Torhton
Miguel Torhtoncompartió su opiniónhace 2 años
👍Me gustó

Extraordinario

Jovani González Hernández
Jovani González Hernándezcompartió su opiniónhace 4 meses
👍Me gustó
🔮Profundo
💡He aprendido mucho
🎯Justo en el blanco
🌴Perfecto para la playa
🚀Adictivo

Michelle Espinosa
Michelle Espinosacompartió una citael año pasado
El hombre natural es dúctil y blando como el agua; como ella, es transparente. Se le puede ver el fondo y en ese fondo todos pueden verse. El sabio es el rostro de todos los hombres
Monserrat Montes de Oca
Monserrat Montes de Ocacompartió una citahace 2 meses
Nosotros, en lengua española, tenemos una palabra que quizá dé cierta idea del término chino: hidalguía. La hidalguía está fundada en la lealtad a ciertos principios tradicionales: fidelidad al señor, dignidad personal (el hidalgo es el rey de su casa) y la honra.
Eduardo Arias
Eduardo Ariascompartió una citahace 3 meses
Siempre que vemos algo, contemplamos algo que está cambiando; y casi siempre, al ver eso que cambia, no nos damos cuenta de nuestros propios cambios.
Los más leídos, Bookmate
Bookmate
Los más leídos
  • 53
  • 420
Siruela, Ediciones Siruela
Ediciones Siruela
Siruela
  • 706
  • 271
Lecturas rápidas, Bookmate
Bookmate
Lecturas rápidas
  • 51
  • 205
Literatura premiada, Bookmate
Bookmate
Literatura premiada
  • 107
  • 54
Ganadores del Nobel, Cultura Colectiva
Cultura Colectiva
Ganadores del Nobel
  • 7
  • 38
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)