Libros
Julián Herbert

Un mundo infiel

«La noche antes de que in tren le arrancara las piernas a Ernesto de la Cruz y Doc Moses soñara con un venado muerto y Plutarco Almanza tuviera la desgracia de toparse con el hombre de las botas grises, Guzmán se enderezó en la cama con una aureola de vértigo envolviéndole la cabeza.» Esta descarga verbal rompe el fuego y marca el territorio de la novela que inauguró el universo narrativo de Julián Herbert y lo situó explosivamente en el centro de nuestra geografía literaria. “Un mundo infiel”nos conduce al idioma fronterizo del Norte mexicano, una tierra desaforada donde putas, fornicadores, psicópatas y virtuosos deambulan sin rumbo en busca de nada. No hay destino ni desenlace: sólo hay un presente interminable.
119 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2016
Año de publicación
2016
Editorial
MALPASO
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Damian Reyescompartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó

Citas

    Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    —Gracias, gringuito. Qué bueno que me dejaste descansar. No se te para, ¿verdad?... Ésa es la bronca con ustedes: son muy grandotes y guapos, pero no se les para.

    Doc entrecerró los ojos y evocó el olor a putrefacción con el que había embellecido el vientre de la mujer.

    —Nunca voy a olvidarte —dijo torpemente en español.
    Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    Y se marchó camino a la frontera con la mueca fatigada y feliz que hay en el rostro de los muertos y de los asesinos.
    Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    Una vez, pocos días antes de casarse, se le ocurrió contar el número de mujeres con las que se había acostado durante toda su vida y resultó que eran veintinueve, lo que le pareció, tomando en cuenta la exagerada opinión que tenía de sí mismo, una cifra ridícula; así que desde entonces se había autoimpuesto una pequeña penitencia, un proyecto a futuro que le permitiría tener una boda feliz pese a haber descubierto lo mal amante que era: el día que cumpliera treinta años, Guzmán planeaba acostarse con la mujer número treinta de su vida. «No sería mala idea», pensó ahora, justo antes de volver a conciliar el sueño.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)