bookmate game
Libros
Antonio Ortuño

Recursos humanos

«Un escritor que sorprende por la eficacia de la prosa, que consigue convulsionar al lector ante las contradicciones y las debilidades del género humano» (Guadalupe Nettel, Hoja por Hoja)
Enfrentado a una vida miserable como empleado de una empresa, Gabriel Lynch decide rebelarse. Sus odios no tendrán otro objetivo que Constantino, su jefe, el perfecto caballerete empresarial que le ganó el puesto y la mujer. Sin embargo, para que su alzamiento resulte efectivo, el apocalíptico y lenguaraz Lynch tendrá que enfrentarse a su carencia casi total de recursos, pasados y presentes, y a su proverbial mala fortuna, reverso exacto de la suerte que parece acompañar cada movimiento de su enemigo. Esta es la historia de una guerrilla de un solo hombre, de un gerente que seduce mujeres con chistes sobre su digestión y de dos chicas, una de Recursos Humanos y otra de Finanzas, entendidas como objetivos políticos. A través de estas páginas, el lector se topará, a grandes golpes de estilo, con una ácida exploración del mundo pesadillesco de la oficina y una mirada irónica y feroz sobre las relaciones entre jefes, empleados y desempleados, de la mano de un narrador mayor en la nueva literatura iberoamericana.
160 páginas impresas
Publicación original
2007
Año de publicación
2007
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Quique Lomelicompartió su opiniónhace 5 años
    👍Me gustó

    Saliendo de misa te topas con Chuck Palahniuk y terminan de copas en un Wings Army ligando. Todo en Guadalajara

  • Annette Rosadocompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó

    La prosa y la construcción de la psique de Gabriel me parecen interesantes, pero sí lo desprecié bastante y ahí justo está el mérito de Antonio Ortuño.

  • Carlos Alejandro Custodio Gonzalezcompartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó
    😄Divertido

    Irónica, irreverente y tan despiadada como la vida laboral.

Citas

  • Josué Osbournecompartió una citahace 4 años
    Un resentido sólo pide trabajo por dos razones: para que no se lo den y quejarse o para que se lo den y quejarse más. Yo soy de la segunda calaña.
  • Victoria Victoriacompartió una citahace 8 meses
    Le gusta utilizar ese tipo de palabras arcaicas. Llama «gaseosa» al refresco, por ejemplo. Incluso ebrio, emplea frases como: «Yo sostuve relaciones, en la adolescencia, con una americana; una mujer muy aseada.»
  • Arte para Despertarte A.C.compartió una citael año pasado
    Soy una perra: acepté la oficina en el piso tres y un aumento de sueldo asombroso a cambio de que Hugo Machado no tenga que preocuparse de algo tan absolutamente vulgar como trabajar: eso lo haré yo.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)