Élisabeth Roudinesco

Nuestro lado oscuro

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
¿Dónde empieza la perversión y quiénes son los perversos? Desde la aparición del término en la Edad Media, se considera como tal a aquel que goza con el mal y con la destrucción de sí mismo o de otro. No obstante, cada época la juzga y la trata a su manera. La historia de los perversos en Occidente se narra aquí a través de sus grandes figuras emblemáticas, desde la época medieval (Gilles de Rais, los místicos, los flagelantes) hasta nuestros días (el nazismo en el siglo XX, los tipos complementarios del pedófilo y el terrorista en la actualidad), pasando por el siglo XVIII (Sade) y el XIX (el niño masturbador, el homosexual, la mujer histérica). Nuestra época, que cada vez cree menos en el hecho de que cada uno de nosotros encierra su lado oscuro, finge suponer que la ciencia pronto nos permitirá acabar con la perversión. Sin embargo, ¿quién no ve que al pretender erradicarla corremos el riesgo de destruir la idea de una posible distinción entre el bien y el mal, que se halla en la base misma de la civilización? «Una historia extraordinaria de la transgresión, un ensayo apasionante» (Jean-Marie Durand, Les Inrockuptibles).
Este libro no está disponible por el momento.
272 páginas impresas
Publicación original
2010
Año de publicación
2010
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    shayocompartió su opiniónhace 5 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco

Citas

    Talia Garzacompartió una citahace 7 meses
    Constituida en una sociedad de villanos, esta extraña familia decide reunirse en el lúgubre castillo de Silling y rodearse de «jodedores» y de dos serrallos: muchachos por un lado y muchachas por otro.
    Talia Garzacompartió una citahace 7 meses
    Si el hombre es por naturaleza un asesino, dice Dolmancé, debe obedecer su pulsión. Por eso le cabe el derecho, e incluso el deber, de matar al prójimo bajo el imperio de sus pasiones. En cambio, ninguna ley humana puede sustituir fríamente a la naturaleza para permitir que el asesinato devenga legal. Dicho de otro modo, dado que la naturaleza es por esencia criminal, la abolición de la pena de muerte ha de ser incondicional.
    Paola M. Arvizucompartió una citael año pasado
    excluida hace posible toda una circulación.»1

En las estanterías

    Editorial Anagrama
    Anagrama
    • 1.4K
    • 1.2K
    fantásticas_adicciones 🤗
    Psicología, psicoterapia y psicoanalisis
    • 89
    • 35
    Bonzo Poe
    Reflexión
    • 189
    • 18
    Carlos Vasquez
    Libros por leer
    • 1.1K
    • 15
    Nydia
    TBR
    • 578
    • 13
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)