El último lector, Ricardo Piglia
Ricardo Piglia

El último lector

186 páginas impresas
  • 🙈1
  • 💤1
Sólo vemos una vez a don Quijote leer libros de caballería y es cuando hojea el falso Quijote de Avellaneda, donde se cuentan las aventuras que él nunca ha vivido: precisamente en el momento en que la novela pone en escena su capacidad de absorber el mundo para ficcionalizarlo todo. Tenemos las fotos en que Borges intenta descifrar las letras de un libro que sostiene casi pegado a su cara; la de Joyce, un ojo tapado con un parche, leyendo con una lupa de gran aumento. Y hay una instantánea en la que el Che Guevara, trepado a una rama en plena selva boliviana, se concentra en la lectura, y tenemos también a Hamlet apareciendo por primera vez en escena con un libro en la mano. Y a Anna Karenina, a Madame Bovary; a esos lectores tan locos, geniales e inadecuados como Hamlet y Alonso Quijano que son Bouvard y Pécuchet. ¿Qué significan estas escenas de lectura, escenas secundarias y casi irrelevantes para las tramas novelescas, pero en las que asoma su sistema secreto? Piglia vuelve a mostrar que es uno de los grandes maestros en la construcción de itinerarios insólitos para leer la literatura contemporánea, en un libro extraordinario que, en palabras del autor, es «el más personal y el más íntimo de todos los que he escrito».
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
  • 🙈Ni fu ni fa1
  • 💤Aburrrriiiido1
Inicia sesión o regístrate
Andrea Diaz
Andrea Diazcompartió su opiniónhace 4 meses
🙈Ni fu ni fa
💤Aburrrriiiido

El título me llamó mucho la atención y por eso lo agregué a mi lista de lecturas pendientes, lamentablemente desde que lo empecé me perdí, no logré conectar ni con el libro ni con el autor y mucho menos con los personajes de los que nos habla y, honestamente, siento que estoy siendo una irresponsable al emitir una opinión cuando creo que le puse atención a medias mientras leía. Me resultó pesadísimo y rebuscado, aunque admito que algunos párrafos me parecieron rescatables e incluso por momentos sentía que ya le iban dando sentido al libro, pero no logré encontrar la conexión con el título. Mal por mi, porque lo que debí hacer fue dejarlo para luego, cuando pudiera dedicarle el 100% de mi atención estando a solas en mi cuarto en silencio, porque ahora tendré que darle otra leída (¡más adelante! Que por ahora no podría volver a pasar por esta lectura) para encontrarle el sentido.

Lo que puedo contarles al respecto es que nos platica sobre varios escritores y sus métodos al trabajar en sus obras así como de las personas involucradas en el proceso; nos habla de algunos personajes de diferentes novelas y su relación con la lectura y como influye esta en su desarrollo a lo largo de la trama; nos habla de una actriz "muda" por decisión propia y se atreve a asumir que, al no tener libros en su lugar de cautiverio, repasa una y otra vez los diferentes textos que tuvo que memorizar a lo largo de su carrera. Y bueno, aunque todo esto parecía interesante (tipo "datos que no sabías" o algo así), llegaba un punto en el que de plano la narración me perdía.

Pff, me siento terrible de no poder dar una reseña más detallada o positiva, pero de verdad quiero darle otra oportunidad más adelante, tal vez mi cerebro en ese momento se encuentre más dispuesto a este tipo de lecturas. Aún así, sugiero darle una oportunidad porque, como dije antes, tuvo sus momentos interesantes.

Andrea Diaz
Andrea Diazcompartió una citahace 5 meses
El lector adicto, el que no puede dejar de leer, y el lector insomne, el que está siempre despierto, son representaciones extremas de lo que significa leer un texto, personificaciones narrativas de la compleja presencia del lector en la literatura. Los llamaría lectores puros; para ellos la lectura no es sólo una práctica, sino una forma de vida.
José Castro
José Castrocompartió una citahace 8 meses
La lectura, decía Ezra Pound, es un arte de la réplica.
El hombre ha imaginado una ciudad perdida en la memoria y la ha repetido tal como la recuerda. Lo real no es el objeto de la representación sino el espacio donde un mundo fantástico tiene lugar
Libros sobre libros, Bookmate
Literatura Iberoamericana
, Nydia
Teoría literaria, Valeria Bocanegra
Valeria Bocanegra
Teoría literaria
  • 19
  • 4
Esto será bueno, Diana C.
Diana C.
Esto será bueno
  • 84
  • 3
Ensayos, Miguel Ángel Vidaurre
Miguel Ángel Vidaurre
Ensayos
  • 171
  • 2
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)