Coral Bracho

Huellas de luz

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
En la poesía de Coral Bracho, la naturaleza entra en el lenguaje –trémula paradoja— sin haber nunca salido de él: desdoblándolo y replegándolo, desatando dentro de la sonoridad de las palabras un movimiento incesante, esmaltando cada ángulo y cada vértice con brillos y humedades inéditos. Poesía es aquí suprema atención al mundo y a las palabras, simultáneamente; puesta en práctica de esas visiones trascendentales que, de un modo entrañable, se recogen sobre sí mismas para ofrecernos los testimonios de una exploración única de los fenómenos, milagro de la expresión. Pocas veces en el ámbito de la poesía hispánica, a lo largo de su despliegue moderno de cinco siglos, hemos asistido, como ante los poemas de Huellas de luz, a una inmersión tan absoluta en los poderes de impregnación y sugerencia de los vocabularios y la sintaxis.
Este libro no está disponible por el momento.
49 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Ediciones Era

Opiniones

    elianethrjcompartió su opiniónhace 10 meses
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    🚀Adictivo

    Coral es simplemente la poeta viva más importante de México. Recorre su poesía un río sensual de Luz y naturaleza. Cada poema suyo tiene bordes, bordes lúbricos acariciantes.

    Khiabet Moralescompartió su opiniónhace 7 meses
    👍Me gustó

    Miranda Locadelamacetacompartió su opiniónhace 9 meses
    👎Olvídalo

Citas

    joahncompartió una citahace 4 meses
    Y retroceden, porque asomarse es la atracción sin muelles. Donde apoyar la calma de mirar desde lejos sin arriesgar el tacto.
    nsugeynavarro04972compartió una citahace 8 meses
    En el fuego del tiempo tu voz es un campo que arde.

    Han pasado los días como suben los peces noche arriba,

    como vienen a morir de mañana a la luz de los valles;

    han tejido sus redes

    como largas vendimias,

    como hondas y crispadas distancias en el agua.
    Marianacompartió una citahace 9 meses
    “Me senté a recordar

    hacia el final del parque

    y me vino el recuerdo

    como una fiebre de hambre,

    pero un recuerdo de ésos, tranquilos,

    sin personajes;

    un recuerdo de esos que no se miden,

    que no se cuentan

    y que no saben,

    de ésos, oscuros de tanta luz,

    vacíos de ser tan grandes.”

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)