Era

Ediciones Era
120Libros155Seguidores
Ediciones Era es una editorial mexicana independiente. Fundada en 1960, cuenta con un catálogo que incluye a los mejores escritores mexicanos, entre ellos Elena Poniatowska, Carlos Monsíváis, José Emilio Pacheco, Carlos Fuentes, Octavio Paz, entre otros.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 3 días
"Serafín es un niño de pueblo que tenazmente viaja a la ciudad de México para buscar y enfrentar a su padre; llevar a cabo esta prueba terrible implica también chocar con la realidad en su manifestación más cruda y descarnada.
Ignacio Solares equilibra eficazmente la realidad y la imaginación, lo extraño y lo cotidiano, lo simbólico y lo manifiesto.
Ha escrito una novela redonda y unitaria, que contiene los elementos exactos –pequeños monólogos, sueños, diálogo y descripciones de conducta– para que los lectores tengamos la impresión de penetrar en la vastísima complejidad de la mente y el alma del pequeño héroe.
Serafín está cargada de una atmósfera oscura, envolvente. Se lee de una sentada y al final nos quedamos con una intrincada red de misterios, referencias, relaciones y significados.
José Agustín"
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 2 meses
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 2 meses
Este libro presenta la vida de la pequeña clase media en la ciudad provinciana (frontera entre el México indio y el resto del país), poblada aún por los pequeños dramas que suelen engendrar tradiciones, prejuicios o costumbres acaso inalterables. Tres cuentos y una breve novela, “El viudo Román”, reúne este volumen, que trasciende el localismo, observado con piedad e ironía y por medio de un estilo admirablemente ceñido a su materia.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 2 meses
En esta Crónica del puerto de Veracruz se suman las voces de dos de nuestros más destacados cronistas: tanto Fernando Benítez como José Emilio Pacheco hicieron de los temas históricos materia de textos amenísimos y vivaces. Se reparten aquí la historia llena de incidentes y hechos ilustres del cuatro veces heroico puerto de Veracruz. Benítez de ocupa de la historia prehispánica y colonial de la ciudad, y Pacheco narra su devenir en el México independiente, frente a las intervenciones extranjeras y a lo largo del Porfiriato y la Revolución, incluidos sus más insignes aportes a la cultura nacional.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 4 meses
Del 68 tenemos la memoria indeleble del sacrificio de los jóvenes en Tlatelolco, así como los testimonios de algunos de los actores. Pero del 68 se nos ha olvidado algo, precisamente lo más importante, justo lo que se quiso ahogar a sangre y fuego: el estallido de vitalidad, de creatividad, de –en una palabra— imaginación que de pronto sacudió a un país autoritario, hipócrita, mortecino y encerrado en sí mismo. El poder mató a los jóvenes y atemorizó al país argumentando que era víctima de una conspiración: a ratos comunista, a ratos de la CIA, a ratos de los “filósofos de la destrucción” y, en todos los casos, de los “enemigos de México”. Pero el Poder no enfrentaba ningún enemigo conspirativo; quien lo desafiaba era más bien su Imaginación: el deseo de pensar de un modo diferente, las ganas de vivir de una manera distinta, la necesidad de discutir y la voluntad de disentir. Mucho de lo que se vivió aquel año ha quedado extraviado en los recuerdos individuales y opacado, desde luego, por la violencia asesina del gobierno. Pero permanece escrito con todas sus letras –tan fresco como hace cincuenta años— un testimonio invaluable de la época: lo que se opinó, lo que se consignó, lo que se criticó, lo que se tradujo (de Francia, Argelia, Checoslovaquia, Estados Unidos, etcétera); en suma, todo lo que se reflejó y se aventuró, en unos pocos medios, del espíritu del momento.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 4 meses
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 4 meses
Este libro muestra el gran oficio narrativo de su autor, su capacidad para crear atmósferas opresivas y un suspenso que angustia y fascina. González Suárez conduce a sus personajes por caminos sinuosos: van a la deriva, aunque ellos crean lo contrario; víctimas de la soberbia, de la codicia, de la lujuria, caen una y otra vez sin redención posible. Tal vez porque como dice uno de los tres epígrafes de Paradiso, de José Lezama Lima, que abren el volumen: “Cuando por el pecado de la caída todo se hizo concupiscible, el diablo jugó otra partida, creó dentro de la caída otra caída”. Las imposturas de la vida intelectual, las lealtades y traiciones en los bajos fondos, la violencia carcelaria, la obsesión por el juego, la infidelidad, el amor “convertido en rabia y miedo” son algunos de los temas abordados magistralmente por González Suárez en estas historias, tan intensas como reveladoras del lado oscuro de la condición humana. El libro de las pasiones es la segunda parte de la trilogía que forman las colecciones de relatos Nostalgia de la luz, El libro de las pasiones y La sombra del sol.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 4 meses
Un hombre cuenta su vida. Se ha casado y tiene una hija. Maneja un taxi en Mazatlán. A veces roza los bordes de lo ilegal, pero procura no hacerlo. Ha visto el fuego y sabe que quema. Hasta que un mal día le toca encontrarse con su destino cruel y sin querer acaba en el mundo sin salida del los narcotraficantes.
Lejos de los estereotipos, A wevo, padrino permanece tenazmente en el interior de ese mundo. Al fin podemos leer una novela que sabe imaginar la intimidad de esos hombres y mujeres broncos, donde además de cuerpos en acción hay mentes; hay temores, resignación, deseos complejos.
Pero el mérito de Mario González Suárez no se limita a la profundidad de sus personajes sino al gozo que causa el oír esta historia. Oír porque, aunque esté impresa, escapa de la página y se convierte no sólo en un vocabulario sabrosísimo, sino en una verdad. El ritmo de estas páginas, su capacidad para captar y reinventar maneras de hablar son ya en sí motivo más que suficiente para celebrar esta novela.
Un libro con aventura, tramado con un rigor kafkiano y venturosamente contado es un libro que nos obliga a recorrerlo de una sola sentada, y al terminarlo nos sigue habitando largamente. Porque aquí en lugar de caricaturas sangrientas aparece la pregunta por lo inhumano: ese abismo que sólo proviene de lo humano.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 4 meses
Este libro lúcido e intenso comienza con un padre que leía todo el tiempo y enseñó a la pequeña hija a lavarse las manos. Así la historia de esta niña seguirá un camino formado de libros y escritura: el Walden de Thoreau que le heredó la madre, El profeta de Yibrán, lectura constante del abuelo libanés, la libreta que ostentaba en la tapa la palabra Diario con letras doradas y que le dio su madrina, el pequeño escritorio de persiana, regalo de su tío, entre tantos y tantos libros y encuentros, como el del amigo estadounidense con el que selló su decisión de escribir a los catorce años.
La trayectoria vital de esta autora –que a los quince años de edad fundó un dispensario, empezó a usar anteojos y fue inscrita en Hacienda como “mecanógrafa de primera”— nos hechizará en su recorrido del México cotidiano e intelectual de buena parte del siglo xx y lo que va del presente, siempre de la mano de lectores privilegiados como su padre Emile Jacobs, o Augusto Monterroso y Vicente Rojo, amorosos compañeros de vida.
La vida de una escritora es inseparable de la historia de su escritura y su relación con la literatura. Así Bárbara Jacobs, la autora de Las hojas muertas, Lunas, La dueña del Hotel Poe, entre muchos otros libros, hace un recuento de su existencia entreverado con los libros, un registro de “la reflexión que se desprende de lo que recuerdo de mi vida de escritora, el significado que le doy ahora que me parece que mi camino se acerca a su final”, escrita “… no con el ánimo de quien da la bienvenida al mundo, sino con el ánimo de quien se despide de él, sonriente.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 6 meses
En Elsinore: Un cuaderno el autor narra su estancia en una escuela militar de California al acabar la Segunda Guerra Mundial. Memoria y ensoñación se entretejen para construir una Bildungsroman –o novela de formación— sobre el despertar sexual del muy joven protagonista y a la vez un emocionante relato de aventuras. Elizondo retrata un abanico de contrastes: el mundo adulto y la adolescencia, el inglés y el español, los braceros y los blancos estadounidenses, las calles de la ciudad y el encierro del internado, el drama y el humor. Como apuntó Octavio Paz en una carta al autor, se trata de «un libro breve y perfecto [en el que] se alían la ligereza y la inteligencia, la gracia y la melancolía […], todo transformado en una prosa fluida, transparente. Milagro de la economía verbal: no sobra ni falta nada».
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 6 meses
El grafópata es una colección de ensayos sobre literatura, música y cine. Además de bien pensados, estos textos eruditos sortean rigurosamente la pedantería: Gonzalo Lizardo sabe aprovechar lo que ha aprendido en sus lecturas (y sobre todo en sus relecturas) de Bacon, Joyce, López Velarde, Borges, Elizondo; en la escucha atenta de temas que van desde Cri Cri hasta Brian Eno y Arvo Pärt, pasando por Johanna Beyer; en las salas de cine y después frente a la televisión, reproduciendo sus películas bienamadas de Buñuel y de Tarkovski. En cada texto esperan iluminaciones que no se proponen tanto convencer a sus lectores como mostrarles otra manera singular de regresar a estas piezas, libros, filmes. Pero lo que hace tan entrañable este volumen es la forma en que El grafópata atiende la lección del padre fundador del género. Lizardo permite que su archivo cultural, ese lejos que más o menos compartimos todos, deje entrar la cercanía de lo vivido. Poco a poco van apareciendo aquí sus amigos, sus hijas, su esposa. Como en el texto de Montaigne, los más amados están muertos pero vuelven desde su no estar y muestran que sus palabras y sus gestos son parte indeleble de quien conversa con nosotros. Eso pasa por ejemplo en las páginas justas y hermosas que le dedica a su maestro, el heterodoxo David Ojeda. También en las que aparece Matías Ximenes, un amigo tan raro que parece uno de los personajes de los libros de ficción de Lizardo o el interlocutor escindido de ""Borges y yo"": un heterónimo que vive una existencia que alguna vez se le presentó al autor y decidió no elegir. Es agradecible y muy agradable que este libro suceda en el tiempo, que sus confesiones tracen un discreto arco narrativo. Lizardo hace aparecer sus casas, sugiere las dimensiones de su biblioteca, esboza su vida familiar, las ciudades en las que ha residido. Al final lo más importante es que estas páginas acaban por regalarnos un amigo nuevo.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 6 meses
Estos cuentos lo son cabalmente, sin excusa ni aspiración a la novela: son cuentos porque necesitan ser cuentos. Su ritmo, su precisión, su saber decir con urgencia exigen este género. Pero los une entre sí lo hondo de su obscuridad, que permite que se abra el pasaje al otro lado: aquí hay visiones inalcanzables para los no iniciados y, en sus simas, el tiempo vuelve con sus violencias cíclicas, trayendo también la belleza terrible que espera a los que se arriesgan.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 7 meses
Vámonos con Pancho Villa} de Rafael F. Muñoz es, con {Cartucho} de Nellie Campobello, una de las visiones más profundas de esa especie singular de luchador revolucionario que fue el soldado villista. Esta novela de Muñoz se distingue por la magistral estructuración de un relato de largo aliento. Con sabiduría serena y sin énfasis retórico, Muñoz funde la epopeya del ejército de Villa en la toma de Torreón con uno de los testimonios más trágicos y desgarradores de la fidelidad revolucionaria. Los años que han transcurrido desde su publicación permiten que nuestra mirada recupere la fuerza y la osadía de esta crónica épica e íntima de la Revolución mexicana.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 7 meses
Los poemas de Vena cava cifran su "definición mejor" tornando el esencial transitar en un sistema de hallazgos continuos. Instalado en un proceso de despojamiento verbal, su actual escritura ha devenido en pregunta, repliegue sintáctico, balbuceo, gesto; en sus distintas variantes cada poema es, por lo mismo, un misterio inquietante que camina hacia su desaparición. Para la actual poesía mexicana la obra de este poeta es un pasajes necesario y esencial; la indudable plenitud poética que ha alcanzado con el presente libro lo confirma.
Ediciones Erahace 7 meses
Carlos Monsiváis tenía treinta y un años cuando publicó Principados y potestades, su primer volumen de crónicas, en una edición fuera de comercio, hecha en 1969 por la Imprenta Madero como obsequio de fin de año para sus amigos. Los textos aquí reunidos son sin embargo un muestrario de los que habrían de ser sus temas favoritos –cultura popular, shows y públicos sintomáticos, posturas morales acrobáticas, modas ideológicas, cambio de costumbres— y también un condensado de su estilo característico, su tono, su velocidad, su ironía.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 8 meses
La noche goza de merecida fama como uno de los textos seminales y más representativos de García Ponce. Las tres historias que lo componen –incluidas en antologías, adaptadas al cine— son asedios a lo cotidiano, a sus revelaciones de horror y de belleza, su perversidad y su pureza. Aquí, García Ponce suscita esa “aparición de lo invisible”, mediante los signos que son nuestros actos, nuestros gestos, nuestras miradas, sean deliberados o lanzados al azar.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 10 meses
Si La maldita pintura, Pasaban en silencio nuestros dioses y otras novelas de Héctor Manjarrez son artefactos perfectos, sus cuentos forman cinco archipiélagos inconfundibles, compuestos por islas fascinantes. En Historia: Cuentos reunidos 1967–2016 habitan algunos de los personajes más insólitos y apasionados de la literatura mexicana, los cuales, como los personajes de Rulfo, confiesan las aventuras asombrosas, sensuales o tenebrosas que desearían comprender, aunque estén resignados a nunca agotar el misterio de lo real. En esta serie de relatos exquisitos, Manjarrez demuestra que un cuento perfecto puede surgir de detalles ominosos, como aquellos que hay en las pesadillas, pero también del recuerdo de personas extraordinarias –sobre todo mujeres–, cuyas vidas se vuelven más misteriosas al ser contadas. La misión de estos cuentos es clara: averiguar los impulsos que mueven a los seres humanos, y por ello algunos son deliciosos como una caricia, y otros feroces como esos insectos cuya picadura jamás podremos olvidar.
Aquí, en versiones más pulidas por el tiempo, se reúnen las historias extrañas pero naturales que supieron sacudir y seducir a los lectores de Acto propiciatorio, No todos los hombres son románticos, Ya casi no tengo rostro, Anoche dormí en la montaña y Los niños están locos. Ofrecen, como sugiere José Ramón Ruisánchez, “uno de los relatos de historia íntima más completos, más complejos, más conmovedores con los que contamos”.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 10 meses
A decir de Paul Valéry, lo que más asombro le causaba en la memoria no era que volvía a decir el pasado, sino que alimentaba el presente: le daba réplica o respuesta, le ponía palabras actuales en la boca. Es de esta forma como Eduardo Antonio Parra traza en su novela, El rostro de piedra, el retrato acucioso, revelador y humano de un personaje que tanto la historiografía como el ideario popular convirtieron en mito. Esta obra singular, de narrativa poderosa y atrayente, es también un enorme fresco de la segunda mitad de nuestro siglo XIX, colmado de situaciones reconstruidas con las emociones y ambiciones de todos aquellos ilustres personajes que rodearon al Hombre de la Reforma durante su larga lucha por obtener y conservar el poder.
Parra establece un doble recorrido, paralelo, entre el recuerdo y la terrible actualidad de un Juárez aferrado a la silla presidencial, disminuido física, moral y políticamente. Al final de sus días ambos trayectos convergen, y pese a todo la memoria y el presente terminan para dar paso a la leyenda. Así, los momentos más significativos de la vida personal de Juárez se empalman de manera conmovedora con los años más intempestivos de nuestra historia, de la cual él se convirtió en el principal protagonista, al lado de algunos de los hombres más brillantes que ha dado la patria: los eminentes liberales.
Parra es cuidadoso de los detalles, los ambientes, los gestos, los humores, la escenografía entera del preciso (y precioso) recuerdo. Nos hace sentir espectadores privilegiados de un drama épico con personajes que se muestran convencidos de sus vicios y virtudes, sus convicciones y pasiones, no de su condición exclusiva de próceres de yeso y de bronce.
Juárez es y será uno de los personajes más enigmáticos de esa novela llamada México. En El rostro de piedra se nos muestra todo el trasfondo: un hombre que no obstante sus certezas o su condición de representar el espíritu de una época, navegaba entre la grandeza y los desaciertos, que era acosado por las dudas: un Juárez íntimo y apegado sin remedio a su condición humana. (Ignacio Solares)
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 10 meses
Nadie puede tener dudas ya, después del colapso del “socialismo real” en los países de la Europa centro oriental, de que los tiempos que vivimos son tiempos de transición. Lo que no está claro, sin embargo, es la magnitud, la profundidad y el alcance, de la misma.
Los ensayos reunidos en el presente volumen quisieran poner a prueba una propuesta de inteligibilidad para la época de transición en que vivimos. Es una propuesta que localiza en la crisis de la modernidad ciertas claves centrales para la comprensión de todas las otras.
El secreto de la modernidad construida por la civilización occidental a través de la historia europea –que fue la clave de su éxito y está siendo también la de su fracaso— ha estado en lo que desde hace al menos un siglo llamamos “capitalismo”. ¿De qué manera se encuentra conectada esta estructura profunda de la modernidad capitalista con el acontecer histórico que se vive efectivamente, con los mitos que otorgan dramaticidad y sentido a los comportamientos de la vida cotidiana? Ésta es la pregunta que subyace en los textos reunidos en el presente volumen.
Las aproximaciones que se hacen en los primeros ensayos a temas de historia de la política –particularmente al de la caducidad y la actualidad del socialismo— y de historia de la teoría –a ciertos aspectos de las obras de Braudel, Heidegger y Lukács— preparan el intento de sistematización que se esboza en el último, en el que se pretende argumentar en contra de quienes conciben la crisis actual como una crisis de la modernidad en cuanto tal o como una crisis de crecimiento de su modalidad capitalista y en favor de quienes piensan, por el contrario, que se trata de un proceso en que la modernidad que ha prevalecido ya por tantos siglos pugna por mantenerse en su sitio, cambia de piel a través de grandes cataclismos históricos y de mínimas catástrofes cotidianas, acosada por una forma alternativa de modernidad –una forma postcapitalista— que tal vez algún día llegue a sustituirla.
Ediciones Eraagregó un libro a la estanteríaErahace 2 años
Miguel Fernández-Pacheco, un escritor que se mueve con soltura en la noche encantadora de la Edad Media, juega de nuevo la apuesta de Odo de Cheriton, combinando la certeza de nuestra ferocidad y oponiéndola a la brutalidad inocente de la naturaleza. Con elementos tomados de las leyendas que conforman el antiguo venero que alimenta su obra, mezclados sabiamente con una sensibilidad contemporánea, Fernández-Pacheco transfigura una vieja historia –envuelta en una “agreste fragancia”— y nos la devuelve nueva y animada por un lenguaje en el que resuenan los ecos de las fábulas, esas cartografías que señalan el curso de los viajes espirituales en los que todos nos hemos embarcado.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)