bookmate game
Pascal Quignard

Butes

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Tres fueron los hombres que se enfrentaron al embrujo de las sirenas, esas extrañas aves que atraían irremediablemente a los marineros con su canto: Ulises, que se hizo atar de pies y manos al mástil de su navío, escuchó y sobrevivió; Orfeo, que en la expedición de los Argonautas vislumbró el mortal peligro de su música y lo neutralizó con las notas de su cítara; y Butes, navegante y compañero del anterior en la misma aventura, que sucumbió al hechizo y se arrojó de la nave. Quignard plantea la dicotomía de elegir entre el salvaje nihilismo del instante o la cómoda muerte por anquilosamiento a manos de las formas sociales. En estos tiempos en los que hasta la propia disidencia está definida como parte de la renovación del sistema, existen por fortuna, a manera de respiro, algunos antiguos contemporáneos como Quignard, uno de los pocos «escritores más silenciosos que los demás, en páginas más mudas todavía».
Este libro no está disponible por el momento.
59 páginas impresas
Publicación original
2016
Año de publicación
2016
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • b7222625945compartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó

    Se convertirá en un clásico

  • Berenice Torrescompartió su opiniónhace 6 meses
    👍Me gustó

Citas

  • b7222625945compartió una citahace 4 años
    Quiero perseverar en el arte, en el silencio líquido de la lengua escrita.
  • Talia Garzacompartió una citahace 6 meses
    Había un tapiz grisáceo. La ventana era de madera barnizada. Sobre la pared estaba encastado un minúsculo lavabo apenas lo suficientemente grande para contener mis manos, una pastilla de jabón que olía a agua de Colonia, una manopla de baño, un espejo, un tubo de neón. Una toalla pendía de un clavo.
  • Talia Garzacompartió una citahace 6 meses
    Seguramente se está donde se está, donde se está uno se encuentra, no se está más que allá donde uno permanece pero, a veces, uno se hunde de repente un poco más en la tierra

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)