Citas de “Los niños perdidos” de Valeria Luiselli

Adrianux
Adrianuxcompartió una citahace 7 meses
el 80 % de las mujeres y niñas que cruzan el territorio mexicano para llegar a la frontera con Estados Unidos son violadas en el camino. Las violaciones son tan comunes que se dan por hecho, y la mayoría de las adolescentes y adultas toman precauciones anticonceptivas antes de empezar el viaje hacia el norte.
liliblend
liliblendcompartió una citahace 4 meses
Algunos periódicos anuncian la llegada de los niños indocumentados como se anunciaría una plaga bíblica: ¡Cuidado! ¡Las langostas! Cubrirán la faz de la tierra hasta que no quede exento ni un milímetro –estos amenazantes niños y niñas de piel tostada, de ojos rasgados y cabellera de obsidiana. Caerán del cielo, sobre nuestros coches, sobre nuestros techos, en nuestros jardines recién podados. Caerán sobre nuestras cabezas. Invadirán nuestras escuelas, nuestras iglesias, nuestros domingos. Traerán consigo su caos, sus enfermedades contagiosas, su mugre bajo las uñas, su oscuridad. Eclipsarán los paisajes y los horizontes, llenarán el futuro de malos presagios y colmarán nuestra lengua de barbarismos
Guillermo Jiménez
Guillermo Jiménezcompartió una citael mes pasado
Las cifras cuentan historias de terror, pero quizá las historias de verdadero terror, las inimaginables, sean aquellas para las cuales todavía no hay números, para las cuales no existe ninguna posible rendición de cuentas, ninguna palabra jamás pronunciada ni escrita por nadie. Y, quizá, la única manera de empezar a entender estos años tan oscuros para los migrantes que cruzan las fronteras de Centroamérica, México y Estados Unidos sea registrar la mayor cantidad de historias individuales posibles. Escucharlas, una y otra vez. Escribirlas, una y otra vez. Para que no sean olvidadas, para que queden en los anales de nuestra historia compartida y en lo hondo de nuestra conciencia, y regresen, siempre, a perseguirnos en las noches, a llenarnos de espanto y de vergüenza. Porque no hay modo de estar al tanto de lo que ocurre en nuestra época, en nuestros países, y no hacer absolutamente nada al respecto. Porque no podemos permitir que se sigan normalizando el horror y la violencia.
Dianarely Quintero
Dianarely Quinterocompartió una citael mes pasado
No se sabe si van a ser deportados.
Rye
Ryecompartió una citael mes pasado
Las estadísticas de lo que ocurre en el tramo mexicano de la ruta de los migrantes cuentan por sí solas historias de terror.

Violaciones: el 80 % de las mujeres y niñas que cruzan el territorio mexicano para llegar a la frontera con Estados Unidos son violadas en el camino. Las violaciones son tan comunes que se dan por hecho, y la mayoría de las adolescentes y adultas toman precauciones anticonceptivas antes de empezar el viaje hacia el norte.

Secuestros: en 2011, la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México publicó un informe especial sobre casos de secuestros de migrantes, en donde reportó la escalofriante cifra de 11 333 víctimas de secuestros ocurridos entre abril y septiembre del año 2010 –un período de sólo seis meses.
Rye
Ryecompartió una citael mes pasado
Mikhail Bulgakov o Daniil Kharms
Patricia YeYe
Patricia YeYecompartió una citahace 2 meses
Violaciones: el 80 % de las mujeres y niñas que cruzan el territorio mexicano para llegar a la frontera con Estados Unidos son violadas en el camino. Las violaciones son tan comunes que se dan por hecho, y la mayoría de las adolescentes y adultas toman precauciones anticonceptivas antes de empezar el viaje hacia el norte.
Ana TG
Ana TGcompartió una citahace 2 meses
ia –noticias, por lo demás, cada vez más escasas y ubicadas en páginas más remotas del periódico. Si aún no eran más claras las causas
Juan Nauj
Juan Naujcompartió una citahace 2 meses
terminó por fin el largo proceso de implementar la «Indian Removal Act», aprobada por el congreso estadounidense en 1830
Juan Nauj
Juan Naujcompartió una citahace 2 meses
líneas que parecen el comienzo de un relato de lo absurdo de Mikhail Bulgakov o Daniil Kharms:
Daniel Lobato
Daniel Lobatocompartió una citahace 2 meses
Las palabras que alguna vez se usaron a la ligera y con cierta irresponsabilidad pueden, de pronto, transformarse en algo venenoso y tóxico: aliens.
Maret
Maretcompartió una citahace 2 meses
No sé si a la larga sea más barato o más caro, pero supongo que le resulta más conveniente a los gobiernos de México y Estados Unidos invertir millones de dólares y de pesos en operativos militares, muros y drones para evitar el paso de «niños ilegales» que asumir la responsabilidad de integrar a «niños refugiados» en su sociedad.
Maret
Maretcompartió una citahace 2 meses
«¿Quiénes eran las personas con quienes vivías?». Me imagino que en la mente de muchos de los niños que emigran, el mundo es un lugar en donde no se vive en realidad con nadie. ¿Con quiénes vives realmente cuando tu comunidad inmediata está deshecha por la violencia sistemática, por la corrupción a todos los niveles, por la negligencia de los políticos y la impotencia de los ciudadanos y, sobre todo, por el miedo y la desconfianza hacia las personas con quienes «vivimos»?
Maret
Maretcompartió una citahace 2 meses
Si bien los peores crímenes y las violaciones sistemáticas de derechos de los migrantes suelen ocurrir en territorio mexicano, el peligro no termina cuando llegan a la frontera. En el año 2010, por ejemplo, un niño de dieciséis años que estaba del lado mexicano de la frontera fue asesinado a balazos por un policía estadounidense apostado en el otro lado. El policía argumentó después que el niño y otras personas le habían tirado piedras. Argumentó que se estaba defendiendo: balas contra piedras.
I.
I.compartió una citahace 2 meses
Dime cómo termina, mamá –me dice.

No sé.

Dime qué pasa después.

A veces invento un final, un final feliz. Pero casi siempre nomás le digo:

Todavía no sé cómo termina.
I.
I.compartió una citahace 2 meses
Por más predecibles que se empiecen a volver las respuestas del cuestionario, tras meses de entrevistar niños y adolescentes, nadie, nunca, está preparado para escucharlas.
I.
I.compartió una citahace 2 meses
En vísperas de la partida, la noche anterior, la abuela cosió el número de teléfono de la mamá de las niñas en el reverso del cuello de sus dos vestidos. Eran dos vestidos buenos, resistentes, los únicos que llevarían en el viaje. Era un número de diez dígitos que las niñas no se habían podido memorizar por más de que la abuela trató de que se lo grabaran, así que decidió bordarlo en los vestidos y les repitió, una y dos y muchas veces esta única instrucción: Nunca se quiten el vestido, ni para dormir, ni para bañarse, nunca, y, cuando lleguen a la frontera y las encuentre un policía, hay que enseñarle a él el número de teléfono cosido en los vestidos. Ya luego vendría todo lo demás.
I.
I.compartió una citahace 2 meses
menudo, mi hija se refiere a los niños indocumentados como «los niños perdidos». Se le olvidan, tal vez, las palabras más difíciles «indocumentado» o «migrante» o «refugiado».

¿Y cómo termina la historia de esos niños perdidos? –pregunta.

Todavía no sé cómo termina –le digo.
I.
I.compartió una citahace 2 meses
embargo, esas historias son sólo breves hiatos, oasis en la tierra de nadie en la que se ha convertido el país
I.
I.compartió una citahace 2 meses
«Entra uno vivo, sale uno momia», se suele decir sobre La Bestia.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)