Andrés Henestrosa

Retrato de mi madre

    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Cortaba de ese modo el cordón umbilical que me unía al rancho, quemaba la nave, derribaba el puente.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Nunca me lo dijo, pero creo que su corazón nunca dejó de pertenecer a mi padre.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Aquella vez me quedé a su lado sólo por amor.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Cuando una ocasión propicia la ponía en trance de explicar su estado, decía que odiaba la luz y que había encontrado un consuelo en la penumbra de su casa.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Después ha olvidado los números, la escri­tura y también, un poco, la lectura. Con frecuencia la he encontrado en una labor dolorosa, intentando descifrar mis artículos.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Pasó su niñez en el rancho. Cantos de aves, flores silvestres, debieron darle la primera lección de belleza y de amor. Y el mar que en todo ha de estar presente, la primera lección de infinito.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Lo que un día dije de las tehuanas y juchitecas que caminaban en verso, que su andar era la poesía del movimiento, me lo sugirió ella.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    He oído decir que fue, durante su primera juventud, la más bonita mujer de Juchitán. Era, dicen, como la flor del pueblo.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Cuando he preguntado su edad, me ha res­pon­dido que al ocurrir el cólera del 83, era ya ­gran­decita. Con este dato, he deducido su edad. Si en 1883 tenía cinco años, que es cuan­do ya se puede tener memoria, ahora irá teniendo se­senta años.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Agua para beber y agua para contemplar en su fondo ondeante, no nuestros rostros interrogantes sino un paisaje que se entrelaza y desenlaza en vibraciones y centelleos: mujeres, hombres, niños, burros, bueyes, vacas, nubes, un árbol llameante en un llano quemado —el tiempo y sus apariciones. Agua de la memoria.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    La historia, simple y contada con pala­bras transparentes, provoca en el lector una emoción en la que se alía lo más antiguo a lo más fresco, como oír un cuento de otra edad del mundo.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Sin embargo, los temas vitales de sus miembros son semejantes; lo que distin­gue a una generación de otra no son tanto las ideas como la sensibilidad, las actitudes, los gustos y las anti­patías, en una palabra: el temple.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Una generación literaria es una sociedad dentro de la sociedad y, a veces, frente a ella.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Noviembre dichoso mes que empieza con Todos Santos y acaba con San Andrés”.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    La tra­dición está hecha de ruptura y continuidad y los agentes de este doble movimiento son las generacio­nes literarias.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)