Andrés Henestrosa

Retrato de mi madre

En 1938 todos nosotros éramos principiantes y lo que escribíamos era casi siempre un balbuceo, aunque ese balbuceo no careciese de emoción y de profundidad en ciertos casos, como el de Revueltas. Pero el retrato de Henestrosa no parece escrito por alguien que comienza: revela esa maestría que sólo se adquiere en la madurez. Tampoco parece escrito hace cuarenta años. Dije antes que esas páginas no tienen una sola arruga: poseen la juventud sin edad de las obras que se acercan a la perfección. Un lenguaje nítido, nunca excesivo, a un tiempo reservado y tierno, sobrio y luminoso.

Una prosa de andadura ligera, que nunca se precipita y nunca se retrasa: una prosa que llega a tiempo siempre. La historia, simple y conda con palabras *transparentes*, provoca en el lector una emoción en la que se alía lo más antiguo a lo más fresco, como oír “un cuento de otra edad del mundo”. Pocas veces la prosa de nuestra lengua ha logrado tal fluidez de agua corriente.
30 páginas impresas
Publicación original
2019
Año de publicación
2019
Editorial
MAPorrúa
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Mariceela Rmcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco

    Conmovedor.

Citas

    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Cortaba de ese modo el cordón umbilical que me unía al rancho, quemaba la nave, derribaba el puente.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Nunca me lo dijo, pero creo que su corazón nunca dejó de pertenecer a mi padre.
    Mariceela Rmcompartió una citahace 2 años
    Aquella vez me quedé a su lado sólo por amor.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)