Mikhail Bakunin

Socialismo sin estado

«El efecto de los Grandes Principios Proclamados por la Revolución francesa. Desde aquel tiempo, cuando la Revolución bajó a las masas su Evangelio — no el místico sino el racional, no el celestial sino el terrenal, no el divino sino el Evangelio humano, el Evangelio de los Derechos del Hombre— desde entonces proclamó que todos los hombres son iguales, que todos los hombres tienen derecho a la libertad y la igualdad; las masas de todos países europeos, de todo el mundo civilizado, despertaron entonces, gradualmente, del sueño que los había mantenido en la esclavitud desde que la Cristiandad los drogó con su opio, y comenzaron a preguntarse si ellos también tenían el derecho a la igualdad, a la libertad, y a la humanidad.»
14 páginas impresas
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Alejandra Arévalocompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó

    ¡Vamos a quemar todo!

    :P

    Ana Saenzcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo

    Una buena síntesis de las propuestas anarquistas de Bakunin. Es importante tener muy en cuenta estas ideas con buenas miras.

    Diana Palafoxcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco

    Siempre me explota el cerebro cada que leo a Bakunin.

Citas

    Hugo Charlescompartió una citahace 3 años
    Aquello que ahora exigimos es la proclamación nuevamente del gran principio de la Revolución francesa: que cada ser humano pueda poseer los medios materiales y morales para poder desarrollar así su humanidad
    Alejandra Arévalocompartió una citahace 3 años
    n nuestra bandera, la bandera socialista-revolucionaria, está grabada con letras orgullosas y Sangrientas: la destrucción de todos los Estados, la aniquilación de la civilización burguesa, la organización libre y espontánea de abajo arriba por medio de las asociaciones libres, la organización de la chusma incontrolada de trabajadores, de toda la humanidad emancipada, y la creación de un nuevo mundo universalmente humano.
    Ana Azuelacompartió una citael año pasado
    Métodos de los Comunistas y los Anarquistas. De ahí la existencia de dos métodos diferentes. Los comunistas creen que es necesario organizar las fuerzas de los trabajadores para tomar posesión del poder político estatal. Los socialistas revolucionarios las organizan con vistas a destruir, o si preferís una expresión más refinada, a liquidar el Estado. Los comunistas son partidarios del principio
    y la práctica de la autoridad, mientras los socialistas revolucionarios sólo ponen su fe en la libertad. Ambos son partidarios por igual de la ciencia, que debe destruir la superstición y ocupar el lugar de la fe; pero los primeros quieren imponer la ciencia al pueblo, en tanto que los colectivistas revolucionarios intentan difundir la ciencia y el conocimiento entre el pueblo, para que los diversos grupos de la sociedad humana, una vez convencidos por la propaganda, puedan organizarse y combinarse, espontáneamente, en federaciones, de acuerdo con sus tendencias naturales y sus intereses reales, pero nunca de acuerdo con un plan trazado previamente e impuesto a las masas ignorantes por algunas inteligencias "superiores".

En las estanterías

    csruthgeorgina
    Books to be read
    • 244
    • 6
    César Márquez
    Estudio
    • 300
    • 6
    b1030730469
    Estado
    • 22
    • 3
    Ale Luévano
    Otros títulos
    • 39
    • 2
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)