Libros
Martin Amis

La zona de interés

Esta novela demuestra una vez más que a Martin Amis no le tiembla el pulso a la hora de abordar temas controvertidos. Después de la demoledora Lionel Asbo. El estado de Inglaterra, que levantó ampollas por su crudo retrato de lo peor de la sociedad británica, el autor regresa al nazismo y al Holocausto, que ya había tratado en La flecha del tiempo. Y lo hace desde un ángulo cuando menos sorprendente, cediendo la palabra a los verdugos, y sin renunciar a incomodar al lector con ciertos toques de comedia negra. Golo, un joven oficial sobrino del jerarca nazi Martin Bormann, llega a un campo de exterminio para trabajar en la puesta en marcha de una fábrica con mano de obra esclava. Seductor nato, no tarda en quedar prendado de Hannah, la esposa del comandante del campo, el grotesco Paul Doll. Y a este triángulo se une una cuarta pieza, el Sonderkommando Szmul, es decir, uno de esos judíos que colaboraban con los verdugos. Con la maquinaria de la crueldad como telón de fondo, la novela desarrolla una historia de amor y celos entre funcionarios de la barbarie. Es el marco para indagar en el horror y preguntarse: ¿qué sucede cuando descubrimos quiénes somos en realidad? ¿Cómo podemos llegar a aceptar las consecuencias de nuestros actos? Envuelta en la polémica y rechazada por algunos de los editores habituales de Martin Amis, incómodos con sus planteamientos, La Zona de Interés ha recibido sin embargo una extraordinaria acogida crítica en Estados unidos y Gran Bretaña, donde ha sido saludada como una de sus obras mayores.
359 páginas impresas
Publicación original
2015
Año de publicación
2015
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

  • Georgina Lopezcompartió una citahace 4 días
    que, aunque no quisiera avanzar más,
    volver sería tan duro como continuar.
    WILLIAM SHAKESPEARE, Macbeth
  • Georgina Lopezcompartió una citahace 4 días
    Demos vueltas en torno al caldero;
    echemos en él entrañas ponzoñosas:
    sapo, tú que te has pasado
    treinta y un días y noches
    bajo la piedra fría, sudando veneno,
    hierve el primero en la olla hechizada [...]
    Tajada de sierpe del pantano
    que cuece en el caldero;
    ojo de tritón, pie de rana,
    pelusa de murciélago y lengua de can,
    lengua de víbora y aguijón de alimaña,
    pata de lagarto y ala de mochuelo [...]
    Escamas de dragón, colmillo de lobo,
    momia de bruja,
    tripas de insaciable tiburón,
    raíz de cicuta arrancada en la noche,
    hígado de judío blasfemo,
    hiel de cabra, virutas de tejo
    plateado en eclipse de luna,
    nariz de turco, labios de tártaro,
    dedo de niño parido en un foso
    por una ramera, y ahogado al nacer,
    y que la bazofia hierva hasta que espese [...]
    Y que enfríe con sangre de mono,
    y se habrá obrado el conjuro.
    Estoy tan hundido en sangre
    que
  • Adal Cortezcompartió una citael mes pasado
    A mí me había pasado durante algún tiempo: no podía ver belleza donde no veía inteligencia.
    Pero a Gerda la veía con los ojos del amor, e incluso en su lecho de muerte fue bella. La belleza estúpida de Gerda Bormann.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)