Libros
Lina Meruane,Olympe de Gouges

Olympe de Gouges

En 1793, la escritora de la primera reivindicación de los derechos de la mujer, Olympe de Gouges, fue guillotinada en la actual Place de la Concorde de París. En plena Revolución francesa, de Gouges se convierte en una de las intelectuales más osadas de su tiempo: empuñaba su pluma para escribir tratados, diatribas, ensayos epistolares e incluso teatro abolicionista, enfrentando los incesantes sabotajes de sus pares políticos y literarios.
Estos escritos, que ella misma imprimía en formato de libros, afiches y panfletos, revistieron los muros de la ciudad. De Gouges pasó a la historia como una de las figuras más importantes de las primeras corrientes feministas, hasta ahora leída únicamente a través de biografías. Escritos disidentes coloca en circulación, por primera vez en nuestra lengua, una selección de su dramaturgia y ensayos políticos prologados por Lina Meruane. Ambas autoras conforman una escena letrada ficticia donde irrumpen con la potencia de su imaginación política y dialogan en las lindes de sus propias épocas.
224 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2020
Año de publicación
2020
Editorial
Banda Propia
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Ana Saenzcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    💧Prepárate para llorar

Citas

  • Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    Una mujer republicana nunca podría rebajarse; no puede implorar clemencia cuando se le debe una rectificación excepcional. Esta valentía y este orgullo hoy son vistos como un crimen por los esclavos advenedizos que se han erigido en modernos y principescos tiranos. Pero la probidad tiene derechos imprescriptibles que pesan más entre los representantes del pueblo. ¡Senado francés! Que el grito de honor y la virtud oprimida resuenen en el santuario de la ley, y que luego seas mi juez.
  • Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    Le pareció más natural presentarme como una loca. Loca o razonable, jamás dejé de obrar por el bien de mi país. Jamás podrán hacer desaparecer estas acciones benéficas, y a pesar de ustedes, su tiranía misma las transmitirá con letras imborrables hasta en los pueblos más lejanos.
  • Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    Los franceses, sin duda, no han olvidado todo lo loable y útil que he hecho por la patria; he vislumbrado desde hace tiempo el peligro inminente que la amenaza, y con nuevos esfuerzos quise servirla. El proyecto de las tres urnas explicado en un afiche me pareció el único medio para salvarla, y este proyecto es el pretexto usado para arrestarme.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)