Libros
Georges Didi-Huberman

Cuando las imágenes toman posición

La figura del poeta y dramaturgo Bertolt Brecht sirve de guía a Georges Didi-Huberman para mostrar las encrucijadas de la estética del siglo xx, germen de los problemas del arte actual. Guerra, exilio, vanguardias estéticas, compromiso político y nacimiento de la industria cultural, Cuando las imágenes toman posición presenta las preguntas clave de novelistas, poetas, filósofos y artistas acerca del lugar de la imagen y la imaginación en un mundo convulso.

“Un documento encierra al menos dos verdades, la primera de las cuales siempre resulta insuficiente.”
342 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2015
Año de publicación
2015
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    b9220709142compartió una citahace 5 meses
    Acabó teniendo en su propia casa, en Berlín, la exposición permanente de un “teatro de la pobreza” donde los objetos más humildes cohabitaban con retratos de filósofos marxistas y antiguas máscaras de teatro No63.
    b9220709142compartió una citahace 5 meses
    . Es conveniente leer la obra Warum Krieg
    Miguel Velascocompartió una citahace 2 años
    Brecht, es cierto, practicó una escritura de diario íntimo en el sentido estricto del término32. Pero el Arbeitsjournal pone en juego una cosa muy distinta: no cesa de confrontar las historias de un sujeto (historias con minúsculas, después de todo) con la historia del mundo entero (la historia con H mayúscula). De entrada plantea, como muchas otras obras de Brecht, el problema de la historicidad en el horizonte de toda cuestión de intimidad y de toda cuestión de actualidad33. Pero no por ello deja de romper la estricta cronología con una red de anacronismos salidos de sus propios montajes o construcciones de hipótesis. Por lo tanto, pertenece más bien a ese género esencialmente moderno que podríamos llamar el diario de pensamiento, que encontramos en Nietzsche, Aby Warburg, Hofmannsthal, Karl Kraus, Franz Kafka, Hermann Broch, Ludwig Wittgenstein o Robert Musil, hasta llegar a Hannah Arendt, por ejemplo34. Este tipo de diario se parece menos a una crónica de los días que transcurren –con su lote de anécdotas y de sensaciones concomitantes– que a un taller provisionalmente desordenado o a una sala de montaje en la que se fomenta y se piensa toda la obra de un escritor.

En las estanterías

    Alejandra Carrillo
    Teoría de arte
    • 33
    • 23
    Miguel Ángel Vidaurre
    Estética
    • 95
    • 10
    roberto rabadan
    Arte
    • 35
    • 1
    Nicté Toxqui
    Otres 💥
    • 34
    • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)