Fernando Escalante Gonzalbo

Historia mínima del neoliberalismo

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Lizcompartió una citahace 2 años
    Ningún sistema de ideas puede traducirse directamente en un orden institucional, ningún pensador de algún alcance reconocería sus ideas en el arreglo jurídico, político, de un país concreto. El régimen soviético no era una materialización de las ideas de Marx, aunque se le nombrase constantemente, tampoco el sistema neoliberal vigente en buena parte del mundo es reflejo exacto de lo que pudo imaginar Friedrich Hayek, por ejemplo.
    b3106064230compartió una citahace 7 meses
    pocas veces, acaso nunca, una ideología ha conseguido imponerse de modo tan completo: no es sólo que se hayan adoptado en todo el mundo determinadas políticas económicas, financieras, sino que se ha popularizado la idea de la Naturaleza Humana en que se inspiran,
    b3106064230compartió una citahace 7 meses
    Pero el neoliberalismo es también un programa político: una serie de leyes, arreglos institucionales, criterios de política económica, fiscal, derivados de aquellas ideas, y que tienen el propósito de frenar, y contrarrestar, el colectivismo en aspectos muy concretos.
    b6312638014compartió una citael año pasado
    Edison Schools Corp
    b6312638014compartió una citael año pasado
    parecido sucedió con el Partido Demócrata de Bill Clinton (1993-2001), que continuó y en muchos casos acentuó las reformas de los años de Reagan y Bush, e introdujo en el sistema norteamericano algunos de los elementos decisivos del esquema neoliberal: la final desregulación del sistema financiero norteamericano, por ejemplo, con la derogación de la Ley Glass-Steagall (de 1933);
    b6312638014compartió una citael año pasado
    William H. Riker (1962), Capital humano, de Gary Becker (1964), y La lógica de la acción colectiva, de Mancur Olson (1965
    b6312638014compartió una citael año pasado
    Tengo en mente, en particular, la teoría de la justicia de John Rawls, que es una de las obras más características del fin del siglo veinte.
    b6312638014compartió una citael año pasado
    Anthony Downs y William Riker,
    Adal Cortezcompartió una citael año pasado
    La reflexión de Diane Ravitch ayuda a poner las cosas en su sitio: “La idea de pagar a los maestros de acuerdo con sus méritos es la idea que nunca funciona, pero nunca se abandona, porque es una cuestión de fe”. Quienes la defienden, dice Ravitch, son creyentes, están convencidos de que en el siguiente intento, funcionará: “su confianza en el poder mágico del dinero es ilimitada, su confianza en la evidencia empírica no tanto”.
    Adal Cortezcompartió una citael año pasado
    Ya lo hemos dicho más de una vez: el uso habitual del término, supone que el neoliberalismo es básicamente una idea económica. Incluso hay un breve catecismo que casi cualquiera se sabe de memoria hoy en día, y que es puramente económico: reducir el déficit público, controlar la inflación, privatizar. No faltan razones para semejante identificación, también ya lo hemos dicho, puesto que esa idea de la economía es central para el programa neoliberal. Pero no lo es todo.
    El neoliberalismo es mucho más. Es una tradición intelectual de varias, complicadas ramificaciones, es un programa político, y es también, acaso habría que decir que es sobre todo un movimiento cultural —y uno de muy largo alcance. De hecho, las victorias políticas del ideario neoliberal obedecen en buena medida a una transformación en la manera de ver el mundo, y en la manera de entender la Naturaleza Humana. Es hora de verlo con más detenimiento.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)