Antonio Fischetti

Perros & gatos

Espectacular libro documental, con formato de álbum ilustrado, sobre el comportamiento de nuestros compañeros de cuatro patas. Rigor científico, pero con humor asegurado.

¿Qué son los ladridos de un perro? Y ¿por qué mueve la cola a la izquierda en lugar de a la derecha? ¿Para qué sirven los bigotes del gato? ¿Podemos acariciarlo a contrapelo? Este libro documental con formato de álbum ilustrado (para lectores a partir de los 9 años) nos adentra en el mundo de estos animales domésticos y explora todas las facetas de su comportamiento.
81 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2017
Año de publicación
2017
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    b8203388836compartió su opiniónhace 2 meses
    🐼Adorable

    Hermoso buena ilustración

    Vivian Díazcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🐼Adorable

    Un libro rápido para leer y aprender junto niños y niñas. Las ilustraciones eran cuento aparte.

    leylani G.compartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    😄Divertido
    🐼Adorable

    Las ilustraciones son muy bonitas.

Citas

    Irving Florescompartió una citahace 10 meses
    Un perro nunca muerde porque sí. Lo hace para expresar cosas: algo no le gusta, siente un dolor físico, un miedo repentino o quiere evitar un peligro.
    Irving Florescompartió una citahace 10 meses
    ¿Qué tienen en común un chihuahua que pesa menos de 2 kilos y un gran danés que pesa más de 70? ¿Y un cocker de mirada tierna y un pitbull con pinta de boxeador? ¿En qué se parecen un yorkshire que lleva un lacito en la cabeza y sale a la calle con abrigo y un husky siberiano capaz de dormir en la nieve? A primera vista, no tienen nada que ver. Sin embargo, todos son perros, o lo que es lo mismo, forman parte de la misma especie. ¡En diversidad no hay quien les gane!

    Todas estas razas vienen del lobo, incluso en los casos menos evidentes. Volvamos a la prehistoria. Todo comenzó hace entre 15.000 y 30.000 años. En un principio, parece ser que los lobos menos miedosos empezaron a acercarse a los asentamientos humanos. Tanto unos como otros salían ganando. Los lobos se comían los restos de comida de los hombres y, a cambio, hacían de guardianes y les avisaban de cualquier peligro. Con el paso del tiempo, el lobo se convirtió en un perro doméstico. Durante miles de años, su morfología no cambió demasiado. Fue sobre todo a comienzos del siglo xix cuando se empezaron a crear la mayoría de las razas que conocemos hoy.
    leonildaminocompartió una citael año pasado
    Habrá que preguntarse si no es un poco hipócrita decir que el perro es nuestro mejor amigo, viendo cuánto provecho sacamos de su compañía.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)