Una comida en invierno, Hubert Mingarelli
Hubert Mingarelli

Una comida en invierno

92 páginas impresas
Traductor
Laura Salas
  • 👍6
  • 🎯2
  • 💧1
Ciento veinta páginas tan memorables, sombrías y humanas que deberían ser leídas en toda Europa.

«Un pequeño milagro, perfectamente imaginado y perfectamente ejecutado».

Hilary Mantel

«La ;banalidad del mal; encuentra su más desnuda y bella expresión en esta estremecedora, concisa y extraordinaria novela».

Ian McEwan

Al amanecer, en uno de los desolados inviernos de la Segunda Guerra Mundial, tres soldados alemanes se arrastran por los helados campos de Polonia. Tienen órdenes de rastrear la zona y volver con «uno de ellos». Tras atrapar a un joven judío escondido en el bosque, el grupo hace un alto en una cabaña abandonada antes de regresar al campamento con su presa. Mientras con sus escasos recursos intentan encender fuego y preparan la cena, se suma al cuarteto un cazador polaco cuyo virulento antisemitismo eleva la tensión de una atmósfera ya de por sí a punto de estallar. A medida que avanza la velada y las implicaciones últimas de su misión van perfilándose con mayor claridad, las lealtades y vínculos de unos hombres hambrientos, agotados e inmersos en un conflicto cuyas dimensiones y consecuencias están muy lejos de poder calibrar, se verán puestas en entredicho.

La complejidad moral y la elaborada textura dramática de esta sintética obra maestra contrastan poderosamente con lo escueto y directo de una prosa heredera de Isaak Bábel y Ernest Hemingway. Ciento veinte páginas tan memorables, tan oscuras y humanas que deberían ser leídas en toda Europa.
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
  • 👍Me gustó6
  • 🎯Justo en el blanco2
  • 💧Prepárate para llorar1
Inicia sesión o regístrate
Alexandra Medina
Alexandra Medinacompartió su opiniónhace 3 meses
🙈Ni fu ni fa

Como novela cumple perfecto con perfilar personajes y seguir el relato, pero pudo haber sido muuucho más corta y poderosa.

Abiud Aguilar
Abiud Aguilarcompartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó
🔮Profundo
💧Prepárate para llorar

Corto, pero muy bueno!

angelesgutierrezg
angelesgutierrezgcompartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó

Ameno, interesante

Tess Pedro
Tess Pedrocompartió una citahace 3 meses
Desamparados, no habíamos tenido el coraje de tocarlo ni de hablarle. Y, cuando Bauer y yo nos levantamos, empezó a caer una tibia lluvia de primavera, y la oíamos repiquetear sobre el tablero del puente, qué manera de llover. Y las dos cortinas grises que la lluvia tendía de cada lado nos encerraban con Emmerich, con su cabeza ya muerta y su rostro desfigurado; yo sabía que había que rezar o algo. Pero Bauer me miraba y yo miraba a Bauer porque ya no nos atrevíamos a mirar a Emmerich ni a toda la sangre que había escupido, y la lluvia de primavera, que nos caía al lado y por encima, hablaba por nosotros con su estruendo, o eso pensé durante mucho tiempo después para consolarme. Porque aquel día en Galizia era necesario que alguien hubiese hablado
aliciaariaspaez
aliciaariaspaezcompartió una citael año pasado
Allí, para obtener una cosa hacía falta pedir mucho.
Siruela, Ediciones Siruela
Ediciones Siruela
Siruela
  • 706
  • 278
Sobre la guerra, Bookmate
Bookmate
Sobre la guerra
  • 20
  • 35
2010s, Bookmate
Bookmate
2010s
  • 7
  • 13
TBR, Nydia
Nydia
TBR
  • 1.1K
  • 10
Históricas y segunda guerra mundial, lauvillafal47836
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)