Historia de dos ciudades, Charles Dickens
El Londres pacífico pero grotesco del rey Jorge III y el París clamoroso y ensangrentado de la Revolución Francesa son las dos ciudades sobre cuyo fondo se escribe esta inolvidable historia de intriga apasionante. Violentas escenas de masas, estallidos de hambre y venganza, espías y conspiradores, héroes fracasados y héroes a su pesar se mezclan en una trama artística y perfecta, llena de sorpresas y magistralmente elaborada por un Dickens en uno de sus mejores momentos creativos. «Cuando representaba, con mis hijos, la obra de Wilkie Collins Profundidades heladas, di forma por primera vez a la idea central de esta historia. Sentí un gran deseo entonces de personificarla en mí mismo; y tracé en mi imaginación, con particular interés y cuidado, el estado de ánimo que requería su exposición ante un espectador atento.» Charles Dickens en el prólogo de Historia de dos ciudades. Esta edición de Historia de dos ciudades incluye las ilustraciones originales de H. K. Browne («Phiz»), realizadas para su publicación en entregas en 1859.
480 páginas impresas

Otras versiones

Historia de dos ciudades, Charles Dickens
Historia de dos ciudades, Charles Dickens
Historia de dos ciudades, Charles Dickens

Opiniones

edith
edithcompartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó

Me gusto bastante, un gran inicio y un gran final.

Brian Alvarez
Brian Alvarezcompartió su opiniónhace 2 años
👍Me gustó
💡He aprendido mucho
🎯Justo en el blanco
💞Romántico
🚀Adictivo

Excelente libro.
Un contexto diferente de la revolución francesa, me atrapó de principio a fin.

José Ricardo Ticante Ramírez
José Ricardo Ticante Ramírezcompartió su opiniónhace 8 meses
👍Me gustó
🚀Adictivo
🐼Adorable

Citas

Sidny Rodríguez
Sidny Rodríguez compartió una citael año pasado
Eran los mejores tiempos, eran los peores tiempos, era el siglo de la locura, era el siglo de la razón, era la edad de la fe, era la edad de la incredulidad, era la época de la luz, era la época de las tinieblas, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación, lo teníamos todo, no teníamos nada, íbamos directos al Cielo, íbamos de cabeza al Infierno: era, en una palabra, un siglo tan diferente del nuestro que, en opinión de autoridades muy respetables, solo se puede hablar de él en superlativo, tanto para bien como para mal.
Lev Volk
Lev Volkcompartió una citael año pasado
Siempre serás el mismo, el antiguo Sydney del colegio Shrewsbury —continuó Stryver, contemplando a su amigo—, hoy elevado hasta el quinto cielo, y mañana hundido en el cieno, radiante al amanecer y por la tarde desesperado.
edith
edithcompartió una citael año pasado
Es muy asombroso, para quien se toma el trabajo de reflexionar sobre este punto, que los hombres estén constituidos de tal modo que son unos para otros un misterio impenetrable.

En las estanterías

Ingleses, Santiago Romero
Santiago Romero
Ingleses
  • 7
  • 2
Reading like a Gilmore Girl, Fer Silva
clásicos, La Dalia negra
La Dalia negra
clásicos
  • 49
  • 1
Clásicos, Azucena Diaz
Azucena Diaz
Clásicos
  • 29
  • 1
Mi nuevas fuerzas, Sidny Rodríguez
Sidny Rodríguez
Mi nuevas fuerzas
  • 28
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)