Mario Benedetti

La borra del café

La borra del café relata la historia de Claudio, la cual se mueve a través de las vivencias de él desde muy pequeño hacia su adultez. La narración mezcla las historias familiares y de barrio, así como su vida rodeada de sus amigos, el colegio y sus hobbies. La novela también nos presenta el amor, el despertar sexual y, como elemento principal, el crecimiento de Claudio en su paso de la niñez a la vida de adulto, pudiendo los lectores ser testigos de estas etapas. Mario Benedetti presenta esta historia de manera simple y fluida, siendo capaz de atrapar e invitar al lector a conocer la historia de este hombre.
158 páginas impresas

Opiniones

    b3463422462compartió su opiniónel año pasado
    👎Olvídalo
    💤Aburrrriiiido

    Solo se narra sobre la vida de alguien. Bien podría ser mi vida o la tuya propia más interesante.

    Azucena Villegascompartió su opiniónel año pasado
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    🌴Perfecto para la playa

    As always with Benedetti's books I've learnt a lot about myself, the pass of time and the things that I want to do with the time that I have.

    Luz Gutiérrezcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho
    🌴Perfecto para la playa
    🐼Adorable

    Se lee como una buena conversación.

Citas

    moris2288compartió una citahace 6 años
    pero en aquella época era muy joven y aún no había aprendido a ser hipócrita
    Dana Kalidcompartió una citael año pasado
    He llegado a pensar que, después de todo, la conciencia es simultáneamente nuestro cielo y nuestro infierno. El famoso Juicio Final lo llevamos aquí, en el pecho. Todas las noches, sin ser conscientes de ello, enfrentamos un Juicio Final. Y es de acuerdo a su dictamen que podemos dormir tranquilos o revolcarnos en pesadillas. Ni Salomón ni psicoanalista. Somos juez y parte, fiscal y defensor, qué más remedio. Si nosotros mismos no sabemos condenarnos o absolvernos ¿quién será capaz de hacerlo? ¿Quién tiene tantos y tan recónditos elementos de juicio sobre nosotros mismos como nosotros mismos? ¿Acaso no sabemos, desde el inicio y sin la menor vacilación, cuándo somos culpables y cuándo inocentes?

    Pensé en el viejo, en
    Dana Kalidcompartió una citael año pasado
    La memoria del cuerpo no cae nunca en minucias. Cada cuerpo recuerda del otro lo que le da placer, no aquello que lo disminuye. Es una memoria entrañable, más, mucho más generosa que el tacto ya desgastado de las manos, harto contaminadas de rutina cotidiana. El pecho que toca pechos, la cintura que siente cintura, el sexo que roza sexo, toda esa sabrosa red de contactos, aunque se verifique a través de sedas, casimires, algodones, hilos o telas más bastas, aprenden rápida y definitivamente la geografía del otro territorio, que llegará, o no, a ser amado, pero que por lo pronto es fervorosamente deseado

En las estanterías

    b3347464763
    Narrativa
    • 12
    • 11
    Mariela Rafaela
    F I C C I Ó N
    • 61
    • 4
    b6244673445
    Arte de leer ❤️
    • 4
    • 3
    Svetlana Shevchenko
    Ожидающие
    • 151
    • 2
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)