No voy a pedirle a nadie que me crea, Juan Pablo Villalobos
Juan Pablo Villalobos

No voy a pedirle a nadie que me crea

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
«No voy a pedirle a nadie que me crea», nos advierten con frecuencia los distintos narradores y personajes de esta historia, en la que lo corriente se transforma en un delirio sin que uno sepa muy bien cómo, en la que lo raro acaba siendo normal y en la que no podemos hacer otra cosa que reírnos, porque todo es hilarante, cotidiano y surrealista a la vez, como la vida misma.

Todo empieza con un primo que ya de chico apuntaba maneras de estafador, y que ahora mete al protagonista un mexicano que viaja a Barcelona acompañado de su novia para estudiar literatura, y que además se llama como el autor de la novela en un lío monumental: un «negocio de alto nivel» que convierte su estancia en la ciudad en una especie de novela negra de humor también negro, una de esas que a él le gustaría escribir.

Por estas páginas desfila una variopinta fauna de personajes impagables: mafiosos peligrosísimos el licenciado, el Chucky, el chino; una novia que se llama Valentina y que lee Los detectives salvajes y está al borde de la indigencia y no se entera de nada; una chica llamada Laia cuyo padre es un político corrupto de un partido nacionalista de derechas; un okupa italiano que se ha quedado sin perro; un pakistaní que simula vender cerveza para no levantar sospechas… Y para complicarlo todo un poco más aparece una segunda Laia, que es mossa desquadra y pelirroja; una perra que se llama Viridiana; una niña que recita versos de Alejandra Pizarnik y hasta la propia madre del protagonista, melodramática, orgullosa y chantajista como en una buena telenovela mexicana.

Juan Pablo Villalobos escribe como actuaba Buster Keaton: te arranca la carcajada manteniéndose impávido, sin mover un músculo. En sus anteriores novelas ya había ido construyendo un mundo propio con personajes entrañables y excéntricos a los que les sucedían cosas extrañas y divertidísimas. Y ésta lo consagra como un escritor imprescindible. En ella, y a través de la odisea de un hombre normal que se ve envuelto en peripecias de lo más rocambolescas, nos habla de la realidad y la ficción, o sea de la importancia de la literatura en nuestras vidas, y del papel fundamental del humor.
Este libro no está disponible por el momento.
261 páginas impresas
Publicación original
2016

Opiniones

María Laura Rafael
María Laura Rafaelcompartió su opiniónel mes pasado
👍Me gustó
🚀Adictivo
😄Divertido

Entre novela negra y policíaca, la historia absurda y aparentemente inverosímil de los protagonistas mexicanos nos atrapa inmediatamente y nos invita a no dejar la lectura hasta el final. Llena de humor y de momentos ingeniosos nos mantiene atentos en espera del desenlace

Francisco Armenta
Francisco Armenta compartió su opiniónhace 2 meses
👍Me gustó

Genial!!

Jailin Campos
Jailin Camposcompartió su opiniónhace 3 meses
👍Me gustó
🚀Adictivo
😄Divertido

Una novela muy graciosa, con cambios de voz e interesantes recursos literarios. Me encantó el personaje de la madre, su manera de hablar de ella misma en tercera persona, su clasismo... Completamente insoportable. Me encantó que el final lo relatara ella.
Una novela MUY recomendada. Leeré otros libros del autor.

Citas

María Laura Rafael
María Laura Rafaelcompartió una citael mes pasado
Es tan tramposa la escritura íntima que ya estoy justificándome como si estas páginas, algún día, fueran a ser leídas por alguien.
Alfonso Santiago
Alfonso Santiagocompartió una citahace 2 meses
Si alguna lección me ha enseñado la literatura es que para conseguir algo que parece imposible (o fantástico, absurdo, maravilloso, mágico) basta con cumplir una serie de requisitos que, en el fondo, no son tan difíciles. En el peor de los casos hay que crear un mundo nuevo con reglas de operación distintas. En el mejor, sólo hay que respetar una lógica narrativa
Aldo Filogonio Chávez Nava
Aldo Filogonio Chávez Navacompartió una citahace 2 meses
Me quedo callado. Pensando en esa idea, bastante extendida, según la cual la gente culta, y en especial los literatos, tiene una superioridad moral, aunque la verdad es que los lectores no buscamos en la literatura pautas para nuestro comportamiento en la realidad. Los escritores tampoco. Lectores y escritores lo único que queremos es perpetuar un sistema hedonista, basado en la autocomplacencia y en el narcisismo. El verdadero lector lo único que quiere es leer más. Y el escritor escribir más. Y los académicos somos los peores: los carroñeros que queremos extraer un poco de sentido existencial a toda esa mierda.

En las estanterías

Libros que te hacen reír, Bookmate
Literatura premiada, Bookmate
Bookmate
Literatura premiada
  • 107
  • 66
Leonardo Núñez, Bookmate
Bookmate
Leonardo Núñez
  • 7
  • 34
Literatura Mexicana, Nydia
I wish to..., Alfredo A Vivius
Alfredo A Vivius
I wish to...
  • 58
  • 5
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)