El Queso Y Los Gusanos, Carlo Ginzburg
Carlo Ginzburg

El Queso Y Los Gusanos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
el 28 de octubre de 1598, por casualidad o como consecuencia de una revisión sistemática de los autos precedentes, los inquisidores tuvieron la duda de que Menocchio y Domenico Scandella fuera en realidad la misma persona
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
Una cultura casi exclusivamente oral como es la de las clases subalternas de la Europa preindustrial, tiende a no dejar huellas, o a dejar huellas deformadas por inherencia.
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
Como cárcel perpetua se le asignó a Menocchio la villa de Montereale, con prohibición de alejarse. Le estaba específicamente prohibido hablar o hacer mención de sus malas opiniones.
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
aquellos inquisidores habían celebrado docenas de procesos en Friuli contra luteranos, brujas, benandanti, blasfemadores y hasta anabaptistas, y nunca habían visto nada igual.
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
libros («yo creía en los dos mandamientos... me habían trastornado»); las deducciones extraídas de los libros; los comportamientos. En esta lista de motivaciones, heterogénea sólo en apariencia, hay una concatenación innegable. A pesar de la patética invitación final («Y no miréis mi error e ignorancia»), Menocchio no renunciaba a discutir, a argumentar.
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
La misión de éstos era reconducir al reo por la fuerza al redil de la Iglesia. Menocchio fue condenado a abjurar públicamente todas las herejías sostenidas, a cumplir diversas penitencias saludables, a llevar de por vida un «hábito» con una cruz en signo de penitencia, a pasar en la cárcel, a expensas de sus hijos, el resto de su vida («te sententialiter condemnamus ut inter duos parietes immureris, ut ibi semper et toto tempere vitae tuae maneas».26
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
estupor y el horror frente a un montón de herejías inauditas, que a ellos debería parecerles una auténtica regurgitación infernal.
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
Estos han sido los motivos de mis errores: primero, yo creía en los dos mandamientos, amar a Dios y al prójimo y que bastaban; segundo, por haber leído en el libro de Mandavila de tantas clases de generaciones y de distintas leyes, que me había trastornado; tercero, mi intelecto y memoria me incitaban a saber lo que no me hacía falta; cuarto, el falso espíritu siempre me incitaba a hacerme pensar lo falso y no la verdad; quinto, la discordia que había entre mí y nuestro párroco; sexto, que yo iba a trabajar y me cansaba y ponía débil y por ello no podía hacer todos los mandamientos de Dios y de la santa Iglesia.
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
verdadero infierno está aquí, en la tierra
Andrea
Andreacompartió una citahace 2 años
También Menocchio contrastaba la Iglesia rica y corrupta que veía, con la pobreza y la pureza de una mítica Iglesia primitiva:
Frida A. Chiu
Frida A. Chiucompartió una citahace 2 años
Febvre ha logrado desentrañar los múltiples hilos con que un individuo está vinculado a un ambiente
Frida A. Chiu
Frida A. Chiucompartió una citahace 2 años
un libro equivocado, aunque fascinante, intentó recrear, a partir de una investigación sobre un individuo (si bien excepcional como Rabelais), las coordenadas mentales de toda una época. Mientras
Frida A. Chiu
Frida A. Chiucompartió una citahace 2 años
Los términos del problema cambian radicalmente si nos proponemos estudiar no ya la «cultura producida por las clases populares», sino la «cultura impuesta a las clases populares». Es el objetivo que se marcó hace diez años R. Mandrou, basándose en una fuente hasta entonces poco explotada: la literatura de colportage, es decir, los libritos de cuatro cuartos, toscamente impresos (almanaques, coplas, recetas, narraciones de prodigios o vidas de santos) que vendían por ferias y poblaciones rurales los comerciantes ambulantes.
Frida A. Chiu
Frida A. Chiucompartió una citahace 2 años
Muchas veces, ideas o creencias originales se consideran por definición producto de las clases superiores, y su difusión entre las clases subalternas como un hecho mecánico de escaso o nulo interés; a lo sumo se pone de relieve con suficiencia la «decadencia», la «deformación» sufrida por tales ideas o creencias en el curso de su transmisión.
Nathaly Villalta
Nathaly Villaltacompartió una citahace 2 años
creéis en la afirmación de que las almas regresan a la majestad de Dios, y que Dios es aire, agua, tierra y fuego
Nathaly Villalta
Nathaly Villaltacompartió una citahace 2 años
«¿El espíritu de Dios y Dios son una sola cosa?, y este espíritu de Dios, ¿está incorporado en estos cuatro elementos?».
Nathaly Villalta
Nathaly Villaltacompartió una citahace 2 años
hace su voluntad conforme hayan obrado: a las buenas las destina al paraíso, a las malas al infierno, y a algunas al purgatorio»
b4145817511
b4145817511compartió una citahace 2 años
queso primordial del que nacen los gusanos, que son los ángeles? ¿Cómo vincular con la Reforma afirmaciones como las que atribuyen a Menocchio sus paisanos
Nathaly Villalta
Nathaly Villaltacompartió una citahace 2 años
el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, y en el hombre hay aire, tierra, fuego y agua, y de esto se concluye que aire, tierra, fuego y agua son Dios».
Nathaly Villalta
Nathaly Villaltacompartió una citahace 2 años
Pero este corpus ideológico tan profundamente coherente, presentaba una fisura: el alma.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)