John Piper

Hermanos, no somos profesionales

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Clasificado entre «Los 10 mejores libros que todo predicador debería leer» por la revista Preaching Magazine. Con verdadero tono profético el autor hace un llamado general a recuperar la dimensión espiritual del ministerio cristiano, que, debido a confusiones de términos y roles, peligra por una malentendida profesionalidad. Improvisación, superficialidad y descuido caracterizan muchas actividades de la iglesia, ya sea a la hora de hacer un programa de radio o de organizar una campaña de testimonio, o de presentar un programa de acción ante las autoridades civiles, cuando lo que se necesita es profesionalidad, esmero y dominio de la materia. En estos campos de actividad comunitaria sí que es preciso, imprescindible, ser profesionales, manejar adecuadamente los asuntos pertinentes. El error es extrapolar virtudes necesarias para actividades de corte social, político o administrativo, y aplicarlas al ministerio cristiano, la predicación del Evangelio y el cuidado pastoral. Aquí, el profesionalismo lejos de remediar males, crea problemas, antes que dar vida, mata. El ministro cristiano no es un ejecutivo, ni un administrador de empresas religiosas, para eso hay ancianos, secretario y consejo de iglesia, es, ante todo, un siervo de Dios para la extensión del Evangelio y la edificación de los creyentes. La obra de Dios es muy diferente de la obra de los hombres. Es una obra de persona a personas, inspirada y guiada por la persona sublime de Jesucristo. Está más allá de lo profesional, porque, paradójicamente, tiene que ser más que profesional. Exige una dedicación completa en pensamiento, palabra y obra. Para esto no hay técnica que sea suficiente, excepto la comunión y el trato íntimos con Dios y los hombres. «Los objetivos de nuestro ministerio son eternos y espirituales. No son comunes a ninguna otra profesión.
Este libro no está disponible por el momento.
339 páginas impresas
Publicación original
2011

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    Manuel Pintocompartió una citahace 2 años
    Dios es amor porque Él es infinitamente valioso (su santidad) y está comprometido con manifestar ese valor para nuestro eterno gozo (su justicia). Dios es el único ser en todo el mundo para quien el acto de más amor es la exaltación a sí mismo. Porque es Él y sólo Él quien puede satisfacer nuestros corazones
    Manuel Pintocompartió una citahace 2 años
    Debemos tener cuidado no sea que queramos servirlo de alguna manera en que lo deshonremos porque su propósito es recibir toda la gloria. Como dijo Pedro (1 P. 4:11): «Si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos
    Manuel Pintocompartió una citahace 2 años
    Dios se propone obtener toda la gloria en nuestra redención

En las estanterías

    Anaí TP
    Carácter
    • 38
    • 2
    b1470715581
    olverss
    • 66
    • 1
    Elector
    The church
    • 19
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)