Irene Solà Saez

Los diques

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Una novela sobre la importancia de las narraciones para explicarnos el mundo. Una celebración del arte de contar historias.
Ada regresa a su pueblo después de una estancia de tres años en Londres. Durante los largos meses de verano que siguen a ese retorno, se van produciendo los reencuentros con familia, amigos y un antiguo amor.
Y también con el propio pueblo, ese lugar que la vio crecer. Con la intención de recuperar ese pequeño universo del que se había alejado, Ada empieza a inventar relatos en torno a todos ellos.
Esta es por tanto la historia de Ada y la historia de las historias de Ada. Esta es una novela hecha de una sucesión de relatos. Este es un libro hecho de la suma de pequeñas narraciones que componen el mosaico de un universo íntimo y compartido.
Irene Solà, aclamada autora de Canto yo y la montaña baila, debutó con esta novela en la que juega con las palabras, los personajes y las ficciones, e indaga, explora, experimenta y por encima de todo se deja arrastrar por el placer y la necesidad de narrar, de contar historias.
Este libro no está disponible por el momento.
199 páginas impresas
Publicación original
2021
Año de publicación
2021
Traductor
Paula Meiss
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    b7061736414compartió su opiniónhace 10 meses
    👍Me gustó

    Natalia Ligacompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    🌴Perfecto para la playa

Citas

    Ahora todo en dedanscompartió una citahace 2 meses
    Siempre que Marta conduce así, concentrada y en silencio, Ballador padre piensa que qué quieren que les diga, si está contento, e incluso relajado, y orgulloso, de que le hayan salido dos hijos como él; que aman un poco lo que él ama y defienden un poco lo que él siempre ha defendido. ¡En su regazo, esta ratoncita, a la que le gustan los tractores y los arados! Vicenç Ballador padre tiene en casa dos mozos ciegos como dos topos, ciegos como una tabla de planchar, contentos de conducir un tractor o de tocar la batería, con una sensibilidad que se alimenta solamente de cosas tranquilas y cotidianas. Viva. Dos cachorros, tiene, que no se meten a mirar dentro de las personas, ni debajo de las piedras, ni saben nada de las desgracias de los demás a menos que lo afecten a uno.

    Habría que hacer una fiesta, piensa el hombre. Habría que tirar la casa por la ventana y bailar toda la noche y quemar toda la paja si, como a Ballador padre, a uno le salen dos polluelos mundanos y mediocres y felices como la mala hierba.
    Ahora todo en dedanscompartió una citahace 2 meses
    Marta dirá que quiere ser granjera casi hasta los quince años, por sentido de la lealtad hacia su padre y la granja, que es su proyecto de vida. Por un amor absoluto y una defensa desaforada de esos caminos, y esos campos, y aquellas granjas y aquellos granjeros. En algún momento, sin embargo, cambiará el campo por la veterinaria, y su madre entenderá que así va a ser más feliz.
    Ahora todo en dedanscompartió una citahace 2 meses
    Las niñas también pueden ser granjeras, ¿no, papá? –dice Marta, concentrada en mantener el timón firme y en línea recta e infinita a través del campo que tienen por delante.

    –Por supuesto que sí.

    –Joan Martínez de mi clase dice que no.

    –Joan Martínez de tu clase no sabe nada.

En las estanterías

    Editorial Anagrama
    Anagrama
    • 1.3K
    • 1.1K
    Héctor García Botero
    Irene Solà
    • 2
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)