Libros
Bessel van der Kolk

El cuerpo lleva la cuenta

El cuerpo lleva la cuenta ha sido traducido a más de 20 idiomas y ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo. Ha estado de forma intermitente en la lista de bestseller del NYT de la sección de ciencia desde su publicación.

Este libro profundamente humano ofrece una nueva comprensión radical de las causas y consecuencias del trauma, que ofrece esperanza y claridad a todas las personas afectadas por su devastación. El trauma ha surgido como uno de los grandes retos de la salud pública de nuestro tiempo, no sólo por sus efectos bien documentados sobre los veteranos de guerra y víctimas de accidentes y delitos, sino debido a la cifra oculta de la violencia sexual y familiar y en las comunidades y escuelas devastadas por el abuso, el abandono y la adicción.

Basándose en más de treinta años en la vanguardia de la investigación y la práctica clínica, Bessel van der Kolk muestra que el terror y el aislamiento en el núcleo del trauma, literalmente, remodelan tanto cerebro como el cuerpo. Nuevos conocimientos sobre nuestros instintos de supervivencia explican por qué las personas traumatizadas experimentan ansiedad incomprensible y rabia paralizante e intolerable y cómo el trauma afecta su capacidad para concentrarse, recordar, formar relaciones de confianza e incluso para sentirse como en casa en sus propios cuerpos. Estas personas, después de haber perdido el sentido del autocontrol y frustrados por las terapias fallidas, a menudo temen estar dañados sin posibilidad de recuperación.

El cuerpo lleva la cuenta es la inspiradora historia de cómo un grupo de terapeutas y científicos, junto con sus valientes y memorables pacientes, han luchado por integrar los recientes avances en la ciencia del cerebro, la investigación del apego y la conciencia corporal en tratamientos que puedan liberar a los supervivientes del trauma de la tiranía del pasado. Estos nuevos caminos hacia la recuperación activan la neuroplasticidad natural del cerebro para reconectar el funcionamiento perturbado y reconstruir paso a paso la capacidad de “saber lo que se sabe y sentir lo que se siente”. También ofrecen experiencias que contrarresten directamente la impotencia y la invisibilidad asociadas al trauma, lo que permite a niños y adultos recuperar la autoridad de sus cuerpos y sus vidas.

Los lectores terminarán este libro asombrados por la resiliencia humana y por el poder que tienen nuestras relaciones, ya sea en la intimidad del hogar o en comunidades más amplias, de dañar y sanar.
754 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2020
Año de publicación
2020
Editorial
Eleftheria
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Leonis Gonzalezcompartió su opiniónhace 2 años

    C marmut

Citas

    Gaby Gcompartió una citahace 4 meses
    La manera más natural de que los seres humanos se calmen cuando están alterados es aferrándose a otra persona. Esto significa que los pacientes que han sido atacados física o sexualmente se enfrentan a un dilema: anhelan desesperadamente el contacto, pero al mismo tiempo, el contacto físico los aterra.
    Gaby Gcompartió una citahace 5 meses
    las personas traumatizadas les cuesta muchísimo contar a los demás lo que les ha sucedido. Su cuerpo revive el terror, la rabia y la impotencia, así como el impulso de luchar o de huir, pero estos sentimientos son prácticamente imposibles de articular.
    Leonis Gonzalezcompartió una citahace 2 años
    EL MILAGRO DEL AUTODESCUBRIMIENTO
    Descubrirnos a nosotros mismos en el lenguaje siempre es una epifanía, aunque encontrar palabras para describir nuestra realidad interior puede ser un proceso agonizante. Por ello encuentro tan inspirador el relato de Helen Keller sobre cómo «nació en el lenguaje».8

    Cuando Helen tenía diecinueve meses y estaba empezando a hablar, una infección vírica le arrebató la vista y el oído. Sorda, ciega y muda, esta niña adorable y vivaracha se convirtió en una criatura indómita y aislada. Tras cinco años de desesperación, su familia invitó a una profesora que sufría una ceguera parcial, Anne Sullivan, para que viniera de Boston a su casa de Alabama para ser la maestra de Helen. Anne empezó inmediatamente a enseñar a Helen el alfabeto manual, deletreando palabras en su mano letra a letra, pero se pasó diez semanas intentando conectar con esa pequeña salvaje antes de que se produjera el gran avance. Se produjo cuando Anne deletreó la palabra «agua» en una de las manos de Helen mientras le ponía la otra bajo la bomba de agua.

    Helen recordó más tarde ese momento en The Story of My Life: «¡Agua! Esa palabra me sobrecogió el alma, y despertó, llena del espíritu matinal… Hasta ese día, mi mente había sido como una cámara oscura, esperando a que entraran las palabras y alumbraran la lámpara, que es el pensamiento. Aprendí muchas palabras más ese día».

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)