Citas de “Tsunami. Miradas feministas” de Sanz Marta

Citlalli Dunne
Citlalli Dunnecompartió una citahace 2 meses
Buscamos un feminismo integrador con el que se puedan sentir identificadas y solidarias todas las mujeres y no sólo las que se preocupan por los techos de cristal. Los techos de cristal y el efecto invernadero queman las flores. Otras –las kellys, las madres pobres en hogares monoparentales que dan a sus hijos leche aguada, las cuidadoras explotadas dentro y fuera de sus hogares– son envenenadas poco a poco con pastillas blancas que, al reducir la ansiedad, opacan el síntoma, el gusano, la rabia. Muchas mujeres siguen gritando de desesperación. Otras tenemos la boca seca por los efectos secundarios del lorazepam.
¿Y mi madre? Durante años presencié un espectáculo que me resultaba incomprensible, aunque por lo visto a nadie más que a mí le llamaba la atención; y era éste: una persona adulta, una persona teóricamente libre, dedicaba los mejores años de su vida, sin que ninguna ley la obligara, sin que nadie le pusiera una pistola en la sien, a hacer algo que odiaba. Mi madre odiaba el trabajo de ama de casa; lo odiaba con todas sus fuerzas, lo odiaba con toda su alma, lo odiaba, lo odiaba, lo odiaba… y lo hacía. Cuántas frases suyas recuerdo perfectamente por haberlas oído mil veces…
Ale Luévano
Ale Luévanocompartió una citahace 3 meses
para no «dejar fuera, al llegar a casa, provincias enteras de su alma», como decía que decía Ortega
Limón partido
Limón partidocompartió una citahace 3 meses
Cada vez más mujeres queremos juntar relatos con los que mirarnos y remirarnos para reconstruirnos
Cuando hoy damos por sentado que los derechos humanos, la libertad, la igualdad, son algo generalizado, algo inherente al hombre, que nos viene dado por el solo hecho de nacer humanos, nos equivocamos y estamos dejándonos llevar por una noción falsa porque no es así y nunca lo fue. Los derechos nunca existieron de manera natural. Son el resultado del trabajo y del esfuerzo de un número de personas que día tras día se empeñaron en defender unas ideas que consideraban justas y que, tras muchos textos, muchas reivindicaciones, peticiones y revoluciones lograron su sitio en una sociedad y han conseguido mantenerse.
nadie le extraña, por citar una situación habitual, que un grupo de nueve mujeres y un hombre se defina como «nosotros» y nunca como «nosotras», porque si se eligiera esta última opción, mucho más lógica, el hombre en cuestión se molestaría o, en el mejor de los casos, se reiría como si se tratase de una broma. En nuestra cultura lo masculino no ofende, pero lo femenino «contamina».
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
el diario de Sylvia Plath y La fantasía de la individualidad de Almudena
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
«la gran mente es andrógina», había dicho, creía yo, Virginia Woolf (en realidad la frase no es suya: es de Colerigde,
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
Una habitación propia de Virginia Woolf, Política sexual de Kate Millett, La petite soeur de Balzac de Christine Planté, La loca del desván de Sandra Gilbert y Susan Gubar, La creación de una conciencia feminista de Gerda Lerner, los libros de Griselda Pollock, Rozsi‍
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
Anaïs Nin, Colette, Marguerite Duras, Nathalie Sarraute
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
Anaïs Nin, Colette, Marguerite Duras, Nathalie Sarraute,
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
encauzar la furia que me provoca la injusticia, no dejarme aplastar por ella.
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
Darle buen uso, convertirla en algo positivo: en compañerismo, en aprendizaje, en estímulo intelectual.
Ximena Luna
Ximena Lunacompartió una citahace 16 días
Ya no estaba sola en mi indignación, ni obligada a callarme la rabia por incomprensión del entorno.
Grullo
Grullocompartió una citahace 20 días
No puede haber igualdad en una mesa redonda cuando no la hay más allá de esa mesa y cuando se nos sigue diciendo que a las mujeres se nos invita para cubrir una cuota.
Grullo
Grullocompartió una citahace 20 días
El hecho de vivir con la eterna conciencia del miedo cuando todas sabemos que la imposición del miedo es una forma perfecta de dominación.
Grullo
Grullocompartió una citahace 20 días
En nosotras, en cambio, aunque nos resistamos a creerlo, sigue viéndose como una rareza, algo que se nos pasará con el tiempo, cuando suene el reloj biológico, lleguen los niños y tengamos en los brazos sus cuerpecitos adorables, y ese amor supremo por nuestros vástagos nos deje totalmente invalidadas para cualquier otra labor creativa porque ese sentimiento maternal es lo mejor que le puede pasar a una mujer, a cualquier mujer, en toda su vida.
Grullo
Grullocompartió una citahace 20 días
En ellos, la ejecución de una labor creadora siempre ha sido algo natural, adecuado, elegante, intelectual. En nosotras, en cambio, aunque nos resistamos a creerlo, sigue viéndose como una rareza, algo que se nos pasará con el tiempo, cuando suene el reloj biológico, lleguen los niños y tengamos en los brazos sus cuerpecitos adorables, y ese amor supremo por nuestros vástagos nos deje totalmente invalidadas para cualquier otra labor creativa porque ese sentimiento maternal es lo mejor que le puede
Grullo
Grullocompartió una citahace 20 días
La mujer sabe que siempre hay algo a lo que renuncia por estar escribiendo: la mujer mira a los lados mientras escribe.
Grullo
Grullocompartió una citahace 20 días
No estamos entrenadas para ser egoístas, de modo que seguimos ocupándonos de los demás. La mujer que espera. La mujer que calla. La mujer que cuida. La mujer que inspira. La mujer que anima. La mujer que no descansa nunca. La mujer que cuida de los hijos hasta que cuida de los padres.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)