Ocean Vuong

En la Tierra somos fugazmente grandiosos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Un hijo escribe una larga carta a su madre, que no sabe leer. La carta es en realidad un examen de conciencia, un repaso a los elementos clave que han ido confor-mando su identidad: como hijo de una familia de vietnamitas que huyeron de su país rumbo a Estados Unidos y como joven que descubre y asume su homosexualidad. El entorno familiar del chico se compone de la abuela, que tuvo que marcharse de Vietnam con sus hijas, un padre maltratador y ausente, que fue arrestado por agredir a su esposa, y la madre maltratada, que trabaja en un salón de manicura y mantiene una compleja relación con su hijo. En medio de todos ellos está el joven protagonista de esta historia, que creció en Hartford, Connecticut, sufrió acoso escolar por su doble marginalidad –como inmigrante y como homosexual— y descubrió siendo un adolescente el amor y la sexualidad con Trevor…
Este libro no está disponible por el momento.
238 páginas impresas
Publicación original
2020

Opiniones

    Araceli Benicompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo

    ¡Qué lenguaje tan poético! La manera en que termina el libro es maravillosa. ✨

    i. 🌤️compartió su opiniónhace 4 meses
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💧Prepárate para llorar

    Precioso y terriblemente doloroso. El lirismo me encantó y me rompió el corazón por partes iguales. 😭

    Aldo Martínez Sandovalcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco

    Creo que ahora el mundo es un poco más claro, pero también el miedo más constante.

Citas

    loreovejitacompartió una citahace 6 días
    Corro pensando que lo superaré todo, ya que mi voluntad de cambiar es más fuerte que mi miedo a vivir.
    rodriguezzagalcompartió una citahace 12 días
    as monarcas que sobrevivían a la migración pasaban el mensaje a sus crías. La memoria de las integrantes de la familia caídas en el invierno inicial se entretejía en sus genes.
    ¿Cuándo acaba una guerra? ¿Cuándo puedo decir tu nombre y que solo signifique tu nombre y no lo que dejaste atrás?
    rodriguezzagalcompartió una citahace 12 días
    Con suerte, es por el final de la frase por donde podríamos empezar. Con suerte, algo se nos transfiere del pasado a hoy, otro alfabeto escrito en la sangre, en el nervio, en la neurona; los antepasados cargan a su progenie con la fuerza callada que impulsa el vuelo hacia el sur, enfilando hacia el lugar del relato del que nadie parecía destinado a sobrevivir.

En las estanterías

    Alfredo A Vivius
    LGBTI
    • 148
    • 32
    Nicté Toxqui
    Narrar 💣
    • 129
    • 7
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)