Junichirô Tanizaki

El elogio de la sombra

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
En Occidente, el más poderoso aliado de la belleza ha sido siempre la luz. En cambio, en la estética tradicional japonesa lo esencial es captar el enigma de la sombra. Lo bello no es una sustancia en sí sino un juego de claroscuros producido por la yuxtaposición de las diferentes sustancias que va formando el juego sutil de las modulaciones de la sombra. Lo mismo que una piedra fosforescente en la oscuridad pierde toda su fascinante sensación de joya preciosa si fuera expuesta a plena luz, la belleza pierde toda su existencia si se suprimen los efectos de la sombra. En este ensayo clásico, escrito en 1933, Junichiro Tanizaki va desarrollando con gran refinamiento esta idea medular del pensamiento oriental, clave para entender el color de las lacas, de la tinta o de los trajes del teatro no; para aprender a apreciar el aspecto antiguo del papel o de los reflejos velados en la pátina de los objetos; para prevenirnos contra todo lo que brilla; para captar la belleza en la llama vacilante de una lámpara y descubrir el alma de la arquitectura a través de los grados de opacidad de los materiales y el silencio y la penumbra del espacio vacío.
Este libro no está disponible por el momento.
68 páginas impresas
Publicación original
2016
Editorial
Siruela

Libros relacionados

Opiniones

fmarquez2000compartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó

Lo leí hace varios años y tengo la intención de leerlo de nuevo, es un libro entrañable y emotivo ...

Samantha Alvaradocompartió su opiniónel año pasado

Este libro te transporta a oriente y sobretodo a Japón de la mano del corazón de Tanizaki y está escrito con una sencilla belleza enmarcando así la necesidad de congruencia del autor.

Citas

Pony Neóncompartió una citahace 9 meses
De manera más general, la vista de un objeto brillante nos produce cierto malestar. Los occidentales utilizan, incluso en la mesa, utensilios de plata, de acero, de níquel, que pulen hasta sacarles brillo, mientras que a nosotros nos horroriza todo lo que resplandece de esa manera.
barbaritartzcompartió una citahace 10 meses
No es que tengamos ninguna prevención a priori contra todo lo que reluce, pero siempre hemos preferido los reflejos profundos, algo velados, al brillo superficial y gélido; es decir, tanto en las piedras naturales como en las materias artificiales, ese brillo ligeramente alterado que evoca irresistiblemente los efectos del tiempo. «Efectos del tiempo», eso suena bien, pero en realidad es el brillo producido por la suciedad de las manos. Los chinos tienen una palabra para ello, «el lustre de la mano», los japoneses dicen «el desgaste»: el contacto de las manos durante un largo uso, el roce, aplicado siempre en los mismos lugares, produce con el tiempo una impregnación grasienta; en otras palabras, ese lustre es la suciedad de las manos.
Aldair Sevillacompartió una citael año pasado
para qué esas medias tintas, en lugar de dejar la bombilla al aire con una sencilla pantalla de cristal delgado y blanquecino que dé una impresión de naturalidad y simplicidad?

En las estanterías

Bookmate
Libro de la semana
  • 170
  • 186.8K
Ediciones Siruela
Siruela
  • 729
  • 493
Bookmate
Literatura japonesa
  • 15
  • 124
María Fernanda Medina
#MARZOASIATICO
  • 445
  • 29
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)