bookmate game
Libros
Jesse Ball

Toque de queda

Una niña muda, inteligente y audaz. Un padre violinista que trabaja redactando epitafios. Una vida de pequeñas felicidades, amor y juegos. Una madre desaparecida. Un gobierno totalitario e invisible. Una pareja de ancianos titiriteros. Un misterioso teatro de marionetas, donde termina de cobrar forma la historia que el narrador de esta novela no quiere contar.

Estos pocos elementos le alcanzan a Jesse Ball –una de las promesas de la literatura estadounidense actual— para ofrecernos una novela profundamente conmovedora, escrita con la convicción de un escritor clásico y con la ambición experimental de la juventud. Ball tiene el don de causar la inquietud que provocan los relatos de Kafka, su maestro, la capacidad de asombrar de Murakami y la ternura que solo se encuentra en los personajes de las películas de Miyazaki.

Toque de queda es una fábula luminosa sobre los puntos de contacto entre la memoria individual y la historia colectiva, sobre las estrategias para ser feliz en tiempos adversos y sobre la ficción como el mejor y el más íntimo de los refugios.
97 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2020
Año de publicación
2020
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Lilicompartió su opiniónel mes pasado
    👍Me gustó

    El estilo narrativo está interesante aunque a la historia le faltó un poco más de desarrollo

  • Marielenk21compartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó

    Ese final…

  • Luz Mediecompartió su opiniónhace 2 meses
    💧Prepárate para llorar

Citas

  • Denise E. Ocaranza Ordóñezcompartió una citahace 9 meses
    violencia del libro no pertenece a los crímenes de la vida real, y adquiere, por abstracta, un grado mucho más ominoso. La escena de desnudez la proporciona una ventana abierta. Esta confiada, fluida, confianza en el abecedario simbólico de la novela es una invitación.
  • Denise E. Ocaranza Ordóñezcompartió una citahace 8 meses
    Qué incide en estas decisiones? ¿Qué factores diminutos, invisibles, en los rebordes de la personalidad y la circunstancia, contribuyen a que sean inevitables?
  • Denise E. Ocaranza Ordóñezcompartió una citahace 9 meses
    vez había tenido una cárcel, pero ahora no era necesaria. El sistema era mucho más eficaz de ese modo. Los castigos eran mayores, o bien no se aplicaban. Un país común, lleno de ciudadanos comunes, con sus preocupaciones, dificultades, crueldades e injusticias, se había ido a dormir una noche y al despertar por la mañana había encontrado, en vez del viejo gobierno, un Estado invisible, con sus propias preocupaciones, dificultades, crueldades e injusticias. Todo se controlaba y se mantenía de forma estricta, a tal punto que era posible, d

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)