Libros
Ted Gioia

Blues

Si alguien puede hablar de música con la documentación de un investigador, la pasión de un novelista y el amor por la anécdota de un fan, ése es Ted Gioia.

Tras su monumental Historia del Jazz (1977), ahora invita al lector a un viaje desde las plantaciones del Mississippi, donde nació el blues, para irse “a husmear un tiempo por Memphis y establecerse al fin en Chicago” (Peter Guralnick). Veremos cómo el blues “tuvo un hijo al que le llamaron rock and roll” (Muddy Waters), y cómo dejó sentir su influencia sobre varias generaciones de músicos, empezando por Elvis Presley.

El meticuloso trabajo de campo del autor («para entender no sólo a los músicos, sino a su música», Boston Globe) le permite además trazar con pulso firme el entorno económico, social y racial de unos músicos que conquistaron el mundo desde el peldaño más bajo.

Incluye lista de audición, 12 ilustraciones originales y 16 páginas de fotografías.
817 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2016
Año de publicación
2016
Editorial
Turner
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    Benjamin Buendiacompartió una citahace 2 años
    “El blues, donde él lo recoge, tiene que provenir3 de una generación anterior a donde lo recogen todos los demás”
    Benjamin Buendiacompartió una citahace 2 años
    A veces grabó bajo el nombre de John Lee Cooker, o John Lee Booker, o sólo John Lee, que son apodos que se reconocen con facilidad, pero también bajo pseudónimos más engañosos, como “Delta John” [John del Delta], “Texas Slim” [El flaco de Texas], “Birmingham Sam” [Sam de Birmingham], “The Boogie Man” [El hombre boogie] o “Little Pork Chops” [Chuletitas de cerdo]. Demasiadas sesiones de grabación, demasiados sellos discográficos, demasiado poca información: en el caso de John Lee Hooker, incluso los hechos objetivos de una carrera discográfica adquieren un carácter que no pasa de ser sugerente e hipotético.

    De todos modos, el mayor de todos los misterios se encuentra en los surcos de estos discos: en la propia música. Ni siquiera el guitarrista, en sus momentos de máxima sinceridad2, podía explicar cómo había conseguido su extraordinario pulso, su sentido rítmico. Se trata de algo que distingue a su sonido del sonido del resto de sus colegas. Hooker lo llama boogie, pero guarda la misma relación con el pulso del boogiewoogie y sus distintos derivados que la que hay entre un láser y una lámpara de queroseno.
    Giselle Novacompartió una citahace 3 años
    La música trata de detalles pequeños y cotidianos de vidas individuales, pero detrás de esa fachada siempre se encuentra una catástrofe mayor, que nunca se menciona pero que no por ello deja de estar presente. Separados de las instituciones sociales que, en sus sociedades tradicionales, dan sentido y resonancia a la vida, los afroamericanos lucharon por encontrar sustitutos de lo que habían perdido en el pequeño mundo de sus relaciones personales y su contexto inmediato. El blues reflejó esta dinámica, le dio una expresión poética.

En las estanterías

    Editorial Turner
    Turner
    • 219
    • 183
    Daniel Guevara
    Material Escuela de artes
    • 151
    • 7
    Miguel Ángel Vidaurre
    Musica
    • 43
    • 6
    Lenore Romero
    Música
    • 11
    • 4
    Juan Hernandez Polanco
    ensayo
    • 65
    • 3
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)