Momentos de inadvertida felicidad, Francesco Piccolo
Francesco Piccolo

Momentos de inadvertida felicidad

115 páginas impresas
  • 👍1
Estás en la cola del supermercado, o parado en medio de un atasco, o esperas a que tu novia salga del probador de una tienda de ropa, en fin, que estás algo distraído, cuando, de repente, la realidad que te rodea parece confluir hacia un único punto y hace que éste resplandezca. Y entonces te das cuenta de que acabas de encontrarte con uno de esos momentos de inadvertida felicidad. A medio camino entre Me acuerdo de Perec y las implacables leyes de Murphy, Francesco Piccolo pone al desnudo con despiadado sentido del humor los placeres más inconfesables, los tics, las debilidades con las que todos, tarde o temprano, hemos de bregar. Porque sólo reduciendo a añicos la realidad se logra atrapar por la cola ?siquiera un instante? el sentido más profundo de la vida. «Leed este libro, es probable que a veces os parezca estar delante de un espejo. Y os entrarán ganas de reír. Tal vez con una punzada de amargura» (Stefano Clerici, La Repubblica). «Es un catálogo de lo cotidiano… Como todos los catálogos, los repertorios, las listas, es fascinante» (Chiara Valerio, l?Unità). «Tan inclasificable como sorprendente» (Francesco de Core, Il Mattino).
Publicación original
2012
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
  • 👍Me gustó1
Inicia sesión o regístrate
Nicolas Palacios
Nicolas Palacioscompartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó

Una fresca perspectiva de la vida a la cual uno se asocia de manera sorprendente. Muy recomendable.

Adalberto Cortez
Adalberto Cortezcompartió una citael mes pasado
Entro en una zapatería porque he visto en el escaparate unos zapatos que me gustan. Se los señalo a la dependienta, le digo mi número, el 46. Ella vuelve y me dice: lo siento, pero no tenemos de su número.
Luego añade siempre: tenemos el 41.
Y me mira, en silencio, porque quiere una respuesta.
Y a mí, al menos una vez, me gustaría decirle: vale, de acuerdo, deme el 41.
Carlos Alberto
Carlos Albertocompartió una citahace 3 días
Cervantes escribía, don Quijote vivía y yo leía, todos con el propósito de distraer la mirada de la realidad que nos rodeaba, para crearnos un mundo paralelo que nos hiciera saltar por encima de ese tiempo oscuro, creando otro más cautivador, divertido, aventurado y romántico. Cuando los propósitos son tan comunes, cuando existe esta sintonía entre autor, personaje y lector, el libro adquiere la forma absoluta de la realización, y puede aspirar a cualquier empresa.
Literatura premiada, Bookmate
Bookmate
Literatura premiada
  • 107
  • 61
Por qué no, Diana C.
Diana C.
Por qué no
  • 123
  • 6
Quiero leer , Karelle Buendia Longoria
Karelle Buendia Longoria
Quiero leer
  • 144
  • 1
Reflexion, Jovani González Hernández
Jovani González Hernández
Reflexion
  • 29
Ed
Obras. Momentos. , Eduardo
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)