Libros
Chantal Maillard

Es posible un mundo sin violencia

  • Naycompartió una citahace 3 años
    Éste no es el mejor de los mundos posibles. No cabe duda de que podemos imaginar otros mejores.
  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    La risa, señores, es un arma defensiva. Un residuo del gesto de enseñar los dientes, como decía Darwin. Se ridiculiza para neutralizar, por evitar algún daño, alguna brecha en las murallas. ¿Por qué se sentirá ofendido el individuo humano cuando se le equipara a un animal? Porque los considera inferiores. La inferioridad es una noción sumamente útil: justifica la utilización e, incluso, el exterminio
  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    Lo propio de la crueldad, según Lacan, sería que el ser humano apunta siempre a un semejante, incluso cuando la emprende con un ser de otra especie. Ese fraternalismo del «semejante», piensa Derrida,8 nos libera de cualquier obligación ética, del deber de no ser criminal y cruel con cualquier ser vivo que no sea mi semejante o que no sea reconocido como tal
  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    Mucho se ha hablado acerca de la cultura del espectáculo y de la responsabilidad de los medios en lo que respecta a la indiferencia. Cierto es que recibimos los hechos convertidos en imagen como recibimos la ficción, por el mismo conducto y con el mismo formato, el de la pantalla.
  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    Otro ejemplo: desde 1945 no dejamos de recordarnos, en Europa, el holocausto judío. Algunas voces se alzaron para recordar el del pueblo gitano o el armenio, pero ¿nos importó lo más mínimo el de los pueblos de Namibia, los de Kenia, o el exterminio del pueblo Ogoni (2006) en Nigeria? ¿Llegamos a saberlo? Y si lo supimos, ¿nos indignamos? Será cosa de la vista, dicen: ya se sabe, el corazón parece que necesita ver. Y bien es cierto que esto no se mostró, no lo vimos. Pero ¿nos hubiese afectado, de haberlo visto? ¿Nos hubiésemos sentido concernidos?
  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 años
    Siempre me ha sorprendido la estrechez del marco de nuestra indignación. Generalmente nos indignamos y nos manifestamos tan sólo con respecto a cosas que nos tocan de cerca. Las demás parece que no nos conciernen. Como si la proximidad y la lejanía fuesen parámetros éticos. Nos indignamos fácilmente cuando se nos recorta lo que entendemos que son nuestros derechos, pero no nos indignamos por situaciones en las que otros –que casi siempre son la gran mayoría– ni siquiera tienen derecho a tener derecho. No nos paramos a pensar –la costumbre es una perversa compañía– que en este mundo los derechos de unos se obtienen a costa de la sangre de otros, y que el más pequeño de nuestros gestos descansa en grandes descompensaciones
  • Ana Saenzcompartió una citahace 8 meses
    El folklore es una de las manifestaciones del kitsch: una forma de devaluación, de degradación de los elementos culturales para su consumo masivo.
  • Ana Saenzcompartió una citahace 8 meses
    Cuando se está educado en la dialéctica se sabe que las opiniones contrarias son necesarias para hallar soluciones; cuando no, el yo se adhiere al habla y lo que se enfrenta son los pronombres personales en vez de las proposiciones.
  • Ana Saenzcompartió una citahace 8 meses
    Considérese lo dicho en estas páginas no como afirmaciones sino como líneas o túneles, respiraderos que aspiran a ensancharse. Las afirmaciones generan discusiones que terminan convirtiéndose en enfrentamientos personales, por la dificultad que solemos tener para dialogar según la lógica.
  • Ana Saenzcompartió una citahace 8 meses
    Erradiquemos el deseo y dejaremos de padecer. Lograr la ecuanimidad del ánimo es procurar la paz. De allí la necesidad de observar la mente, pues el deseo se manifiesta en pensamientos y si agarramos un pensamiento, si nos identificamos con él, no tardaremos en actuar de acuerdo con su dictado.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)