Manos de lumbre, Alberto Chimal
Libros
Alberto Chimal

Manos de lumbre

Leer
Lilián Carrasco
Lilián Carrascocompartió una citahace 9 días
No es una cuestión de identidad. ¿Qué es eso de la identidad? No es una cosa sola, una escritura imborrable, una figura de piedra. Es un flujo: un proceso. Un camino.

Y no solo es un camino de transformación. Es, sobre todo, un camino de descubrimiento.
Lilián Carrasco
Lilián Carrascocompartió una citahace 9 días
La voz es la de alguien que ha muerto y llama a la persona amada para que se aparezca en sus sueños. Los sueños de una muerta.
Lilián Carrasco
Lilián Carrascocompartió una citahace 9 días
Estaba tan aterrada como el día del último diagnóstico. Quería escapar. Quería huir de todos. Quería, mejor aún, no morirme: que mi cuerpo no se estuviera deshaciendo, que no me estuviera matando. De todos modos intenté sonreír.
Lilián Carrasco
Lilián Carrascocompartió una citahace 9 días
Debería decirle a este hombre que el resto, lo que se ve ahora, lo que queda, es lo que soy en realidad. Que este es mi cuerpo…, aunque sin duda él debe saber quién dijo eso primero, y con más autoridad, y hasta el fin de los tiempos…
Lilián Carrasco
Lilián Carrascocompartió una citahace 9 días
Ya de vuelta aquí, en casa, me encerré en este mismo estudio con las cintas y una grabadora, las escuché todas con atención (las cajas no contenían las letras impresas) y rescaté numerosas frases estupendas, de auténtica raigambre nacional: solo con anotarlas en mi cuaderno sentía que las liberaba de las voces horribles que las habían cantado y las melodías cavernícolas que las habían envuelto.
Maurio García Arango
Maurio García Arangocompartió una citael mes pasado
–¿Ha leído a Douglas Hofstadter? –me preguntó ella–. Es un autor que se ha dedicado al asunto. Él inventó el término «heterarquía», de hecho…

Yo me quedé mirándola con la boca abierta.

–¿A quién? –dije, y de inmediato: –No, ¿sabes qué?, mejor ni me digas. Ya no me va a dar tiempo de leerlo.

Sandra se tardó un momento en responder:

–No seas perezosa. Mañana te traigo algo de él. –Y al otro día, sí, me llevó un par de libros. Y yo me los llevé a casa y traté de leerlos (tenían más de una referencia literaria interesante, de hecho), pero apenas pude avanzar. Primero lo quise atribuir a que estábamos en una etapa difícil, extenuante, de la captura, porque me obligaban a moverme, saltar, doblar las piernas y los brazos en diferentes ángulos y hacer fuerza con ellos. Después pensé que en realidad los libros me aburrían porque apenas podía entenderlos: eran intrincados y de una especialidad muy distante de la mía. Por eso había tenido una vida mediocre, y no por la falta de tiempo o de oportunidades, el color de mi piel o mi incapacidad de relacionarme con la gente.
César Dominguez
César Dominguezcompartió una citahace 2 meses
y siempre soy de los que viajan a las ferias del libro y los encuentros internacionales en países de otras lenguas. Al lado de las Margo Glantz y de los Sergio Pitol, y con entera justicia (sí, lo digo), estoy siempre en esa «lista A» (fea importación del inglés) en la que los escritores resentidos de segunda y tercera categoría ansían figurar toda la vida, sin querer entender siquiera por qué no lo merecen
Fermin Sánchez
Fermin Sánchezcompartió una citahace 3 meses
Tienes manos de lumbre: destruyes lo que tocas.
Iván Vega
Iván Vega compartió una citahace 3 meses
Mi tío puso su cara de Siento Mucho Ser Como Soy Pero No Lo Puedo Evitar Y De Verdad No Quiero Estorbarle A Nadie.
Iván Vega
Iván Vega compartió una citahace 3 meses
Mas ven a mí en los sueños, tal que pueda

vivir todo de nuevo, aun en la muerte:
Iván Vega
Iván Vega compartió una citahace 3 meses
los momentos terribles llegaron cuando empecé a desear estar muerta.
Patricia Rodil G
Patricia Rodil Gcompartió una citahace 7 meses
Oh, dulce sueño, dulce y tan amargo;
su despertar no fue en el Paraíso,
donde almas plenas del amor se encuentran
y ojos sedientos miran
esa puerta
que lenta se abre, deja entrar, se cierra
Juan Luis
Juan Luiscompartió una citahace 8 meses
Puedo nombrar a excelentes escritores norteños, como Daniel Sada o Élmer Mendoza. Pero el único grupo que pude recordar en la mañana de hoy, mientras sonaba y sonaba el teléfono, fue Los Tigres del Norte.
Juan Luis
Juan Luiscompartió una citahace 8 meses
Por fortuna, no me faltan buenos recuerdos, como mi visita a Derek Walcott en Santa Lucía –con la aparición inesperada de su amigo, el también enorme Joseph Brodsky–, mi viaje en auto con Vargas Llosa por las calles de Chicago, o aquella otra vez, maravillosa, en la que pasé toda una tarde con Vladimir Nabokov en Montreux, atendidos ambos por Vera, su mujer…
Juan Luis
Juan Luiscompartió una citahace 8 meses
¡Y cuando tengo tiempo, ojo, puedo escribir artículos completos sin ayuda de nadie! Lo he hecho. En mi juventud –cuando era feliz e indocumentado, como decía el entrañable Gabo– lo hacía con frecuencia. Es solo que ya casi nunca tengo tiempo.
Juan Luis
Juan Luiscompartió una citahace 8 meses
Beethoven, exasperado, dijo en voz alta: «Tengo que componer esto».
Juan Luis
Juan Luiscompartió una citahace 8 meses
La frase tiene todo el sentido del mundo como método y filosofía de trabajo: componer como crear y componer como arreglar, las dos cosas a la vez. Rescatar lo que el colega inepto no supo desarrollar bien y mejorarlo: lograr que alcance la plenitud de su profundidad y su belleza. Lo que hacen todos los grandes, pero explicado.
Juan Luis
Juan Luiscompartió una citahace 8 meses
Más todavía, mis columnas no son para lectores con doctorado en letras o filosofía, enterados de las novedades y las últimas tendencias: son textos sencillos para personas que están leyendo su periódico o revista mientras toman el café de la mañana o necesitan relajarse durante algún trayecto, o bien a la mitad de un día pesado en la oficina.
Juan Luis
Juan Luiscompartió una citahace 8 meses
El canon de mi país será siempre periférico, subordinado a los de las grandes naciones (otra verdad que casi nadie soporta) pero, sea como sea, yo estoy en él.
Liz Suastes
Liz Suastescompartió una citahace 9 meses
¿Era Borges quien decía que a cualquiera le podía pasar escribir bien una sola vez en la vida? ¡Traten de hacerlo, señores, una semana sí y otra también durante cincuenta años!
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)